2013-06-13 18:06 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell no sabe explicar el error con Thiago Alcántara



Pedro Riaño

Sandro Rosell ha querido darle la vuelta a la situación contractual de Thiago Alcántara en el FC Barcelona y ha salido trasquilado. Sabido es que Thiago tenía firmada una cláusula de rescisión de 90 millones que automáticamente quedaba rebajada a 18 si no llegaba a disputar el 60% de partidos oficiales del calendario. Thiago se quedó a un partido de esa cifra y su libertad, antes prohibitiva, pasaba a ser automáticamente asequible para los grandes de Europa.



El error burocrático que se ha cometido es de los que hacen época y Rosell ha querido arreglarlo cambiando el orden de los factores: "no lo hemos explicado bien. Es al revés. La cláusula era de 18 millones y pasaba a ser de 90 si jugaba más del 60% de los partidos".  Sea como fuere, el error es el mismo. Tanto da pasar de 18 a 90 como de 90 a 18. Thiago tenía que jugar un mínimo de partidos para alejarlo de miradas indiscretas y se ha quedado a las puertas. Lo de menos es el punto de partida. En ambos casos Thiago cuesta 18 millones cuando hubiera sido muy fácil espantar a los moscones con una cláusula prohibitiva.

Para acabarlo de arreglar, un periodista le recordó que hace un año, cuando se produjo la renovación de Thiago, el club anunció oficialmente que la cláusula quedaba establecida en 90 millones. O van mal sincronizados o alguien miente aquí o la explicación está a la altura de la cabeza pensante a la que no se le ocurrió que Thiago tenía que haber jugado más en el tramo final de la temporada.


Deja tu Comentario