2012-03-20 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Rosell podría fracasar en el intento de fichar a Neymar



El nombre de Neymar sigue en el candelero. A pesar de que aún queda mucho para que se habrá el mercado de traspasos veraniego y un año más el nombre del jugador del Santos cubra muchas de las informaciones deportivas, algunos se han atrevido a afirmar que el futuro de este ya está cerrado con el Fútbol Club Barcelona, pero esto parece que no es del todo cierto.

Neymar firmó un contrato con el Santos hasta junio de 2014, y las cábalas ya han comenzado. La Cadena Ser ha asegurado que el Barcelona ha efectuado un depósito de 14 millones de euros para obtener su pase, pero Goal.com desmiente este hecho. Fuentes cercanas al jugador han manifestado que aún no hay nada cerrado y parece que estas tienen una gran fiabilidad.



Sandro Rosell hizo cambiar de opinión hace meses a Neymar. Cuando el brasileño tenía todo hecho para vestir de madridista en el futuro, el presidente culé se entrometió en su pase, bloqueando la llegada del astro brasileño a la casa blanca.  Pues bien, podría ser el propio presidente del Barça el gran impedimento para que Neymar aterrice en la Ciudad Condal. Los últimos escándalos de Rosell en Brasil han echado para atrás al jugador, el cual comienza a dudar sobre su pase al conjunto azulgrana.

El máximo representante culé podría haber puesto de su bolsillo un adelanto a la familia de Neymar para concretar su pase, pero la justicia brasileña ha impedido en las últimas semanas que el presidente culé pueda introducir o sacar capital del país brasileño por las investigaciones que estos están realizando sobre su persona.

Así, Neymar podría haber vuelto a retomar las conversaciones con el que fuera su representante, Wagner Ribeiro. La situación de Rosell preocupa y estos podrían volver a abrir la vía del Real Madrid, de hecho esta es la idea de Ribeiro, el cual tendría que pagar una indemnización millonaria si finalmente Neymar no llega al Madrid, por lo que intentará hacer todo lo posible por cambiarle de idea. El culebrón parece que no acaba más que empezar. 




Deja tu Comentario