2012-05-22 14:05 Real Madrid Por: Administrador

Rosell quiere dar barra libre a los independentistas



La final de la Copa del Rey se ha convertido en un auténtico propósito político en lugar de una fiesta del fútbol, como debería haber sido. Sus protagonistas, Athletic de Bilbao y Fútbol Club Barcelona son los grandes capataces de este movimiento que poco se acerca a lo puramente deportivo.  

Ni los dirigentes del Barça, ni los del Athletic de Bilbao, se han desmarcado de las propuestas de los grupos independentistas, como han intentado entorpecer desde Madrid, con medidas que van a favor de la fiesta del fútbol nacional, que es lo que debería significar la Copa del Rey.



Así, las últimas palabras de Sandro Rosell no hacen más que alimentar esta confrontación y deja claro que él se posiciona con los independentistas, según se desprenden de su contestación a Esperanza Aguirre: "Espero que los barcelonistas puedan expresar libremente sus pensamientos, sólo faltaría", ha advertido este. La guerra fría antes de la final solo acaba de comenzar. 


Deja tu Comentario