2012-03-03 11:03 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell se lleva trabajo a casa



Lo hacía Josep Lluís Núñez, que organizaba sus reuniones en la calle Comte Urgell, en su edificio de "Núñez i Navarro", junto a la calle París de Barcelona. Las mismas costumbres heredó Joan Gaspart, que también organizaba reuniones en la sede de su propia empresa. En su caso, Gaspart se reunía alguno de sus hoteles HUSA. Joan Laporta no fue menos y también se reunía en el Drolma. En este caso habría que ver a cargo de quién corrían los gastos de organizar dichas reuniones en lugares ajenos. Al menos Núñez y Gaspart lo hacían en sus propias empresas.

Ahora Sandro Rosell ha tomado el mismo ejemplo. Sin embargo y en pleno proceso de austeridad, Rosell citó a Pep Guardiola en su casa. Imagínense la escena: Sandro Rosell abriendo la puerta a Pep Guardiola con una bandeja de emparedados en forma de triángulo, lo que popularmente se llama sándwich, al más puro estilo Núñez cuando recibió a Johan Cruyff en la última reunión que tuvieron como presidente y míster y que por cierto acabó bastante mal. ¿Serían los bocadillos lo que no agradaron a Cruyff?



Esperemos que en este sentido, Rosell sepa los gustos de Pep y haya acertado con el tentempié. A ver si al menos así son capaces de convencer del todo a Guardiola para que renueve de una vez. Lo que sigue sin acertar Rosell son las formas de hacer. Si ya era patético reunirse fuera del club entonces, más lo es ahora, momento en el que al club espacios para reunirse no le faltan. ¿Por qué irse a un domicilio? Las cosas del Barça tienen que ventilarse en el Barça no en un domicilio particular.

Para colmo, tendremos que estarle agradecidos por ceder su espacio particular y privado a la causa del club. ¿No será más el interés de querer demostrar que hay confianza y entendimiento entre míster y presidente? Una confianza que, por cierto, todos sabemos que nunca ha existido ni existirá. A Sandro Rosell le gusta demasiado la foto y en este caso ha vuelto a pecar al intentar aparentar algo muy forzado. Rosell, se te ve el plumero, no hace falta que invites a nadie a casa para mostrarlo.


Deja tu Comentario