2012-01-03 11:01 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell sella la continuidad de los mejores



Cuando Sandro Rosell fue elegido como presidente del Barça, una de sus grandes preocupaciones (por no decir la mayor) era la de superar el éxito del mandato de Joan Laporta. En su primera temporada ha sumado ya la Liga, la Champions League, la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubs.

Sin embargo, más allá de los triunfos, la política que quiere seguir potenciando el mandatario de la entidad azulgrana es la de mantener atados a los mejores jugadores para que ningún equipo se los pueda robar, especialmente a los formados en La Masía. Es por eso que se ha apresurado a renovar a la mayor parte de los pupilos de Guardiola para que el conjunto de la Ciudad Condal siga siendo el mejor del mundo y siga, a su vez, humillando al eterno rival con muchos jugadores salidos de la cantera.



Excepto Abidal y Cuenca, que siguen sin llegar a un acuerdo definitivo con la junta directiva, el resto de piezas clave de la escuadra catalana ha alargado su vinculación con el club. Puyol firmará en breves pese a restarle todavía una campaña, ampliando su contrato hasta junio del 2013 con opción de sumar una temporada más. Valdés, Mascherano y Adriano firmaron hasta el 2014.

Hasta junio de 2015 permanecerán en el club Iniesta, Alves y Piqué, mientras que los recién llegados Alexis y Cesc seguirán hasta el 2016, año en el que finalizarían contrato otros muchos cracks del primer plantel. De este modo, Sandro Rosell se ha asegurado la continuidad de sus jugadores hasta que su mandato pueda llegar a su fin. Aun así, no descansará hasta lograr mantener finalmente a Eric Abidal y a Isaac Cuenca.


Deja tu Comentario