2012-09-17 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell transmitirá a Villar que el Barça no quiere jugar en China



En ella se tratarán varias cuestiones, una de ellas de vital importancia para la planificación de la próxima temporada, que es la de la disputa de la final d la Supercopa de España. Un partido que ya desde la temporada pasada se está insinuando que puede jugarse en China a partir del próximo verano a razón de 40 millones de euros. Una opción a la que han mostrado sus reticencias los directivos de los clubes que han disputado las dos últimas ediciones, el Barça y el Real Madrid.

Ambos dieron su posición negativa a que pueda disputarse en el continente asiático por varias razones y hoy volverán a hacerlo en persona, y es que no hay nada que parezca favorecer esta iniciativa. Si se tomara esta opción, la final se disputaría a partido único, y ninguno d los clubes está dispuesto a viajar a China para jugar tan solo 90 minutos, principalmente por la preparación que tendrían que llevar a cabo de más debido al cambio horario y climatológico. Por otro lado, desde las entidades se piensa que esto puede devaluar las giras veraniegas, cuyo éxito se basa en que únicamente pueden ver a los jugadores en dichos periodos. Tampoco gusta la idea de perder los ingresos de taquilla que implica la disputa de una Supercopa, que en la última edición le han reportado al Barça siete millones de euros.



Con todo, Sandro Rosell ratificará su posición contraria a la exportación de la competición a otro país, siempre pensando en la posibilidad de que sea el FC Barcelona el que la juegue.


Deja tu Comentario