2013-03-08 13:03 FC Barcelona Por: Administrador

Roura: "Lo que se diga de mí no me afecta para nada"



Jordi Roura ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la afición blaugrana porque "veo a Messi y a todos son muy competitivos en los entrenamientos y cuando las cosas no salen, el grupo se entristeció dos días, no más. A él y a todo el equipo los veo muy metidos en el partido de mañana y con la ilusión de superar y remontar al Milán. Eso sólo se traduce con hechos, no con intenciones”.

Y respecto a la comida en la que los jugadores se reunieron para sacar a flote la nave blaugrana, ha dicho: "No es la primera vez que se hace esta semana. No tiene más sentido que encontrarnos en un ambiente más distendido y hacer un poco más de piña, si es posible".



 También ha admitido que el partido ante el Deportivo será una prueba de fuego de cara al choque frente al Milan y ha reconocido que el objetivo es probar que el Barça es capaz de acabar un partido sin encajar un gol: "nuestra intención siempre es esa. Tenemos que ir partido a partido. Lo que queremos es sumar los tres puntos. Si no encajamos, mejor, que nos dará confianza para el partido del Milán".

Sobre el estado de Xavi no ha podido dar pistas: "Se incorporó con todo el equipo y veremos si lo incluimos en la lista para mañana. Los próximos días serán clave para ver cómo llega al martes". Y ha opinado sobre los cuatro partidos de sanción que le han caído a Víctor Valdés: "La sanción es la que es y el club recurrió. No tenemos nada que objetar. Perderlo cuatro partidos es importante. Confiamos en Pinto, que siempre lo hice muy bien. Él es el primer que está triste. Quiere jugar. La sanción es la que es".

Y ha dejado abierta la posibilidad de recurrir de nuevo a una defensa de tres: "Es un recurso táctico que tenemos, aprendido en el fútbol base. Veremos si es oportuno utilizarlo".



También ha reconocido que, aunque no esté presente, este es el Barça de Tito: " Seguimos una línea de trabajo, tanto en la victoria como en la derrota. Queremos estar al máximo nivel para que la ausencia de Tito se note menos. Lo que se diga de mí no me afecta. Conozco muy bien el entorno. Habrá gente para todo. Tuvimos una línea de trabajo muy clara desde que pasó lo de Tito".

Y ha dejado claro que quedan muchas cosas por hacer todavía en esta Liga: "Este club es así. Llevo mucho tiempo en el Barça y que cuando se gana la euforia es desmesurada, así como cuando se pierde el victimismo es enorme. Nos quedan 12 partidos y la Liga no está ganada. El partido ante el Deportivo es muy importante". También ha valorado el anuncio de que Rosell tiene previsto asistir a un entrenamiento:  "Siempre es bienvenido al vestuario. No sé si lo quiere hacer. Tampoco debemos pensar que porque venga él la situación es mala. No pasa de ahí. Tenemos que intentar volver a ganar partidos y encontrar la tranquilidad".

Igualmente, ha lamentado la disparidad de trato que reciben Barça y Milan en sus respectivas competiciones: "Ellos tienen un día más de descanso y no podemos hacer nada". Y ha lanzado un mensaje de ánimo a Cesc; "No sé si la gente tiene poca paciencia, él lo debe sentir así. Está haciendo una temporada muy buena y en eso nos centramos. Con Fàbregas estamos encantadísimos".

Respecto a la huelga de animación anunciada por los seguidores de la Grada d´Animació ha dicho: "No sé cómo se tiene que hacer. Desde un punto de vista deportivo, cuando más ambiente haya, mejor. Somos los primeros que debemos intentar animar a la gente. Pese al mal resultado ante el Madrid, la gente se volvió a quedar hasta el final arropando al equipo".

De cualquier forma, Roura sabe que el equipo estará muy arropado ante el Milan: "Eso es lo que deseamos todos, pero al final se tiene que concretar en hechos. Tuvimos una semana larga. La respuesta es extraordinaria y eso te da a pensar que tenemos nuestras opciones. Si fuese al revés, no iría tranquilo a Milán".


Deja tu Comentario