2013-03-05 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

Roura no puede presionar al árbitro, pero Mourinho sí



Jose Mourinho ha declarado en las horas previas al partido que esta noche enfrenta al Real Madrid con el Manchester United en Old Trafford que  "este árbitro no nos ha hecho felices en los partidos que nos ha pitado". Con naturalidad, ahí queda eso. Nadie se ha alarmado, nadie le ha acusado de presionar al colegiado, nadie se ha rasgado las vestiduras... porque esta frase en Mourinho suena incluso a "civilizada" en comparación con las barbaridades que ha llegado a decir de los árbitros.

Hace apenas una semana a Jordi Roura se le ocurrió expresarse en términos parecidos sobre Undiano Mallenco, el árbitro que estratégicamente el Comité de Árbitros colocó en el Barça-Madrid de Copa para intentar salvar la temporada madridista: "El árbitro es el que es y no valoraremos a los colegiados, pero es una evidencia que nuestros números con este colegiado son peores que otros y tenemos en la memoria la permisividad que tuvo en la final de Copa. Es una cuestión estadística. Hay que desearle suerte. A nosotros lo que nos preocupa es el Madrid". Eso dijo Roura.



Estas palabras, pronunciadas por Mourinho, habrían pasado desapercibidas, pero escuchadas en boca del entrenador del Barcelona sonaron a sacrilegio entre la corte celestial de admiradores y palmeros que Florentino Pérez tiene repartida entre los medios de comunicación madrileños. Quisieron ver en una exposición de la realidad una medida de presión al árbitro. Quisieron ver mucho, lo que no quieren ver en Mourinho, ya que incluso cuando al portugués le da por meter el dedo en el ojo a alguien a ellos les pilla mirando a otro lado. Como no podía ser de otra manera, las medidas de presión, si las protagoniza Mourinho, son buenas, sí señor.


Deja tu Comentario