2013-07-19 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

Rubi, un perico de corazón al frente del Barça



Joan Tubau
Sandro Rosell anunció esta tarde la renuncia de Tito Vilanova a seguir entrenando al Barcelona para volcarse por completo en su recuperación. E iinformó de que la secretaria técnica buscará nuevo entrenador y lo anunciará la semana que viene. Mientras tanto, será Rubi, el ex técnico del Girona que fue contratado este año precisamente como solución preventiva ante una situación como la actual, quien se haga cargo del equipo formando tándem con Jordi Roura.
 
Rubi, que estuvo a punto de ascender al Girona a Primera en la última temporada, estuvo también muy cerca de hacer las maletas rumbo a Múnich, pero finalmente se ha quedado a cien kilómetros de su último destino, Girona. Joan Francesc Ferrer, más conocido cono Rubí,  se incorporó al staff técnico del FC Barcelona en calidad de tercer entrenador, por debajo de Tito Vilanova y Jordi Roura en el organigrama, pero con claras atribuciones para asumir mayores responsabilidades si la salud de Tito sufría alguna recaida. El hecho de producirse en contratiempo antes del inicio de la temporada ha decidido a la secretaría técnica a buscar un nuevo entrenador.
 
Rubí fue tentado por Pep Guardiola, quien intentó llevárselo con él al Bayern Múnich. Finalmente ha podido más el Barça y Tito que el Bayern y Pep. Aunque, curiosamente, se da la circunstancia de que Rubi es perico, un fiel seguidor del RCD Espanyol. E-noticies recordaba una entrevista que le realizó Sergio Fidalgo en Grada Perica  en la que se mostraba entuasiasmado por el nuevo estadio de Cornellà-El Prat y aseguraba que "disfrutaremos muchísimo. Es el estadio más moderno de Europa y volveremos a tener a la afición enganchada al equipo. Eso será espectacular". Y el 8 de enero de 2008, en una entrevista concedida a Pericosonline, añadía: "yo estoy en mi club y tengo un margen de tranquilidad que me lleva a estar muy a gusto. Si puedo, seguiré aquí. Si no, tendré que buscarme alternativas, pero nunca dejaré de lado mi corazón españolista".

Rubi jugó en las categorías inferiores del Espanyol y llego a entrenar en Segunda B al Espanyol B. Más tarde tomó el mando del Sabadell, l´Hospitalet, Ibiza y Benidorm antes de recalar en el Girona. Todo hace indicar que será el encargado de llevar la nave blaugrana a buen puerto en la presente temporada. Rosell espera de Rubi que, como Guardiola, que llegaba de abajo, reverdezca los laureles del actual entrenador del Bayern Múnich.

Deja tu Comentario