2011-12-04 13:12 FC Barcelona Por: Administrador

Rui (H)aría bien en callarse



Por su trabajo no es conocido, pero sí por su facilidad para hacer feliz a su técnico provocando a quien haga falta. Si de alguien tiene que estar contento Mourinho es de este ayudante, porque es como él, aunque todavía tiene pendiente lo de meter un dedo en el ojo de alguien. Aún no ha llegado a ese nivel, aunque todo se andará. Ya en noviembre del año pasado, también en Gijón, se bajó expresamente del bus del Real Madrid para restregar la situación del equipo asturiano a su entrenador Manolo Preciado. El técnico del Sporting lo explicaba así: "Cuando iba a subirme al coche, alguien que no medía más de un bache se bajó del autocar del Madrid y me dijo que íbamos a bajar a Segunda”.

"A Segunda, a Segunda", repetía constantemente el ayudante de Mourinho. Lo hacía el mismo día que Pepe tuvo uno de sus cortocircuitos y se puso a insultar a la 'Mareona' sportinguista.



Rui Faria fue, también, quien casi recibe un botellazo en toda la cara, proveniente de su 'amo' Mourinho, que se enfadó por una pérdida de balón de Sergio Ramos en Anoeta.

Otros componentes del banquillo merengue ya la han liado en otras ocasiones. Fue el caso de Silvino Louro, el año pasado, en un partido contra el Sevilla. Ocurrió en el Bernabeu. El entrenador de porteros, fuera de sí ante el gesto de la 'manita' que dedicó Cristóbal Soria (quien fue delegado del equipo sevillano) al banquillo blanco, se llevó por delante a su propio delegado de campo, un hombre de 75 años, Agustín Herrerín, a quien tiró al suelo de un empujón.

 




Deja tu Comentario