2015-03-15 20:03 FC Barcelona Por: Administrador

Ruz y la fiscalía buscan aniquilar al Barça



En los próximos días se conocerá la pena que decide imponer la Audiencia Nacional al Barça por el caso Neymar. A priori, las penas podrían demandar años de prisión para Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, multas de una altísima cantidad de dinero e incluso la inhabilitación del Barcelona para jugar la Liga, según informa Mundo Deportiva.

Lo que está claro es que los procedimientos legales que se están siguiendo con el Barcelona no acostumbran a ser los más normales en estos casos. Las ganas de la fiscalía por hacer público todo lo que sucede en el caso Neymar no son del todo lógicas. Tampoco lo son las penas que se solicitan a los acusados y no el procedimiento que se sigue, ya que según afirman los expertos fiscalistas, lo normal hubiera sido que se solucionase con un aviso al Barcelona y una negociación en el TEAC.



Por otro lado, la denuncia viene del socio Jordi Cases que, sospechosamente, ya conocía todos los movimientos que el Barcelona había realizado para hacerse con el crack brasileño, Neymar. Algo que sólo conocían los directivos del club, los representantes de Neymar y los directivos del Santos. A esta lista de personas que conocían los distintos movimientos y gestiones que se tuvieron que realizar para que el Barça se acabara haciendo con los servicios de Neymar hay que sumarle a Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid conocía todos los entresijos de la operación debido a que el padre de Neymar se lo contó todo tras quedar frustrada la operación del fichaje del crack brasileño con el Real Madrid.

Es curioso, que fuera de las partes implicadas en la operación, sólo lo supieran Florentino Pérez y, sorprendentemente, Jordi Cases. Y más aún, que el segundo, un socio barcelonista, de los que se presupone que quiere lo mejor para el club, acabe denunciando a la entidad por la mala praxis a la hora de fichar a Neymar. Además, Jordi Cases ha sido cazado en varias veces en el sindicato de ultraderecha, Manos Limpias, que intentó intervenir dentro del proceso judicial por el caso Neymar, pero finalmente acabó negociando con el Barça para retirar su acusación.

En definitiva, son demasiadas las casualidades que se están dando alrededor del entorno de Jordi Cases y, por tanto, del caso de Neymar. El Barcelona parece condenado desde antes que se destapara el caso y por ahora, si el caso se observa desde fuera levanta muchas sospechas.




Deja tu Comentario