2013-04-17 11:04 Real Madrid Por: Administrador

Sahin no tiene miedo de reencontrarse con el Madrid



Un Real Madrid donde el turco no logró demostrar lo que le llevó a fichar por los blancos tras ser el mejor jugador de la Bundesliga. A Sahin se le nota una espina clavada, que no rencor, cuando habla de su etapa como madridista: "Estuve en el Madrid durante una temporada y logré hacer realidad uno de los grandes sueños de mi niñez. Ahora los dos equipos están en semifinales, y uno de los dos estará en la final de Wembley del 25 de mayo. Por eso puedo decir que tomé la decisión correcta yendo a cada uno de estos equipos", explica.

"Claro que tenía otras expectativas cuando fui allí. Pero estaba lesionado. No jugué bien cuando pude volver a hacerlo con el equipo y durante todo el tiempo que estuve lesionado el Madrid estaba jugando realmente muy bien. Incluso conmigo ya disponible", añadió. Un noble gesto por su parte el de no sentir enfado por no haber podido entrar en los planes de Mourinho: "Ahora, cuando veo que mi juego va yendo de mejor a mejor, pienso que tomé la decisión correcta al irme. Aprendí mucho. Pude entrenarme a diario con los mejores del mundo, como Cristiano, Benzema, Higuaín... Eso me ayudó mucho a mejorar mi juego".



Algo más desafiante se muestra hablando de la eliminatoria, e incluso se permite dar un pequeño "palo" al madridismo: Cree que hay obsesión con la Champions: "La eliminatoria está abierta. A los dos equipos les gusta el fútbol atractivo y ofensivo. El Real Madrid lleva diez años hablando y esperando la Décima Copa de Europa. En todos los partidos que juegan en el Bernabéu, los aficionados terminan entonando canciones sobre la Décima. Es una muestra más de lo importante que es para ellos y de lo que significa esta competición. Pero eso también les mete muchísima presión. Nosotros no tenemos esa presión", asegura.

Sin embargo, es consciente de que no será como hace unos meses: "Para mí es muy diferente jugar en la fase de grupos que hacerlo en las semifinales de la competición. Es como una final, no hay duda. Y ellos están totalmente centrados en preparar estos dos partidos".

"Uno sólo obtiene el respeto de la gente cuando juegas bien. Ese fue el problema para mí durante el tiempo que estuve lesionado", zanja. Una lástima.




Deja tu Comentario