2012-07-31 13:07 Real Madrid Por: Administrador

Sahin, un cero a la izquierda para Mourinho



La pasada pretemporada, Sahin recalaba en el equipo blanco como el jugador que iba a complementarse con Xabi Alonso. Cartel no le faltaba para ello, pues venía de ser nombrado el mejor futbolista de la Bundesliga alemana después de proclamarse campeón de la misma con el Borussia Dortmund, siendo el jefe del centro del campo del equipo germano.

Sin embargo, llegó renqueante físicamente y se rompió casi nada más llegar al Madrid. Una lesión muy larga con algunas recaídas que le han hecho pasar un año casi en blanco.



Ante una situación así, es comprensible que Sahin no contara prácticamente en los planes de Mourinho la pasada temporada. Muy pocas veces pudo tener el portugués la opción real de contar con él (cuando no estuvo lesionado) y cuando la tuvo, era complicado darle la titularidad a un jugador que apenas tuvo rodaje, ni pretemporada ni recorrido físico para rendir al más alto nivel.

Ante esto, Sahin estaba convencido de que esta pretemporada iba a ser su gran oportunidad para empezar a trabajar desde cero y con las mismas oportunidades que el resto para demostrarle a Mou que tiene un sitio en la plantilla, pero no ha sido así. Para el portugués hay otros que tienen más recorrido y están antes que él: "Apenas tuvo minutos el año pasado y alguien tenía que salir", reconoció el luso en rueda de prensa la pasada semana.

Y lo cierto es que todo está en contra de Nuri. En la plantilla ya hay hasta seis jugadores que pelean por tres puestos, los dos del mediocentro y el de la mediapunta: Xabi Alonso, Khedira, Lass, Granero, Özil y Kaká, que cada vez tiene más opciones de continuar. La falta de ofertas decentes para el brasileño repercute directamente en las posibilidades de Sahin de tener un sitio, que además se verán aún más mermadas cuando llegue Modric, otro centrocampista. Parece casi imposible que Sahin pueda jugar algo más que los apenas 15 encuentros de los que disfrutó el pasado año si se queda.



Por todo esto y por detalles como los de ayer, cuando Mourinho le utilizó de lateral izquierdo, demuestran que el club tiene decidido que no cuenta con él y que su única salida es cederle. ¿Es una buena decisión? Se trata de una pregunta complicada, ya que cuesta comprender cómo se puede confiar tan poco en el mejor jugador de la Liga alemana de hace dos temporadas, pero lo cierto es que hay casos en el fútbol en los que la mala suerte lleva a estas situaciones. Y pese a desear su salida, el club no quiere venderle sino cederle, por lo que aún demuestra que confía en él de cara al futuro.

Mourinho quiere que salga y juegue los 40 o 50 partidos que necesita para volver a ser ese jugador determinante del Dortmund y que vuelva a Madrid al mismo nivel que el resto. El Arsenal es el equipo que más se ha interesado en él y en las últimas horas también lo ha hecho el Milan. Ahora Sahin tendrá que decidir dónde quiere demostrarle al madridismo que no se equivocaron con él.


Deja tu Comentario