2012-03-13 19:03 FC Barcelona Por: Administrador

Sala i Martín pide que el Barça pague la seguridad de Laporta



"A Sandro Rosell, le tiemblan los labios cada vez que tiene que habla de Joan Laporta ya que niega constantemente la herencia que le ha caído", ha dicho el ex tesorero barcelonista, que se suma a las críticas del propio Laporta, de Perrín y de Godall contra la actual directiva, algo que no ha gustado precisamente a Pep Guardiola.

Sala i Martín ha declarado a la agencia EFE que no prosperará la acción de responsabilidad civil emprendida por la actual directiva contra la anterior, en la que se solicita de forma mancomunada el pago de 47,6 millones de euros. O, lo que es lo mismo, que la decisión soberana de la asamblea de compromisarios carece de fundamento.



Al ex tesorero le sabe mal que la actual directiva no reconozca la herencia triunfadora que recibió: "Nadie está pidiendo que te den las gracias, pero el actual presidente ha negado reiteradamente la herencia que les ha caído. Cuando Rosell tiene que mencionar a Laporta en positivo, le cuesta, le tiemblan los labios. Le cuesta agradecer la herencia y se libra metiendo a todos en el mismo saco; que si Núñez, Gaspart, Laporta. Y siempre sacándole méritos a Laporta". A Sala i Martín parece molestarle que se reconozcan los méritos de directivas que no sean la de Laporta, ignorando que la historia del Barça da muchos más de sí que los siete años en los que Laporta presidió la entidad.

Y justifica su argumentación diciendo que "hasta le quitan a Laporta todo el mérito por el fichaje de Pep Guardiola o la contratación de Unicef, que rápidamente se apadrina a Evarist Murtra". Pero no todo iba a ser negativo. Sala i Martín valora que Rosell "no haya tocado nada en la parcela deportiva, y lo podrían haber hecho y destrozarlo todo, empezando por fichar a brasileños, por ejemplo".

Y puestos a criticar, Sala i Martín echa en cara a Rosell que "no mantuviese la seguridad a Laporta después de que éste dejase de ser presidente, ya que sigue estando amenazado de muerte. Si yo hubiese sido presidente del Barça, hubiese seguido pagando la seguridad de Laporta. En lugar de esto, cogieron la contabilidad y hablaron de seguridad, de gastos de espionaje. Se lo han tirado a la cara y él sigue amenazado de muerte. Hubiese sido una buena forma de agradecerle que toda aquella gente peligrosa (seguidores radicales) ya no está en el Camp Nou".



Y justifica los trapicheos de Laporta en Uzbekistan comparándolo con los movimientos que realizar Rosell con Qatar: "Si se le tira en cara a Laporta que negociase con un empresario en Uzbekistán, también se podía hacer lo mismo con Rosell y sus negocios en Qatar. Laporta sacó un rendimiento para el Barça con un asunto particular, de igual forma que lo hizo Rosell. Un empresario quiso hacer negocios en España y contrató el bufete de Laporta, porque consideraba que era un buen gestor con el Barcelona. Y Laporta quiso que el Barça también ganase dinero. Lo que hizo Laporta en Uzbekistán es lo mismo que ha hecho Sandro con Qatar: aprovechar negocios particulares para ayudar al Barça".

 "Ahora no tengo ningún interés en volver ni criticar a los de ahora. Lo que sí que tengo derecho es a defender mi imagen y siempre que haya mentiras sobre lo que yo he hecho las señalaré. Cada vez que mientan lo diré y han mentido bastante", ha dicho Sala i Martín, famoso en el ámbito futbolístico por los colores de sus chaquetas.

 


Deja tu Comentario