2012-02-26 20:02 FC Barcelona Por: Administrador

Sandoval, con "cara de tonto" pero contento



Por los números, podía parecer que el colegiado andaluz Fernández Borbalán era un árbitro más o menos imparcial que se limitaba a pitar lo que veía. Sin embargo esta tarde ha quedado demostrado que también es de los que dan ayuditas al Madrid de vez en cuando. Los blancos han ganado su partido con muchos apuros (0-1) gracias a Borbalán, que se ha comido una expulsión clarísima de Ramos y, encima, ha expulsado a Michu, del Rayo, por tocar el balón en un lance con Khedira. De nuevo, lamentable.

En la primera parte y con 0-0 en el marcador, Sergio Ramos ha vuelto a hacer de las suyas en el minuto 19. El central de Camas ha agredido literalmente a Diego Costa con un codazo dentro del área de Casillas y, sin embargo, ni el árbitro ni los asistentes han querido ver nada. Lo que debería haber terminado con penalti y expulsión de Ramos por segunda amarilla, ha terminado con amonestación para el jugador del Rayo, por fingir.  Minutos más tarde, ha sido el agresivo Pepe quien, en un alarde de teatrismo absoluto, en una acción se ha tirado completamente (las cámaras lo han podida captar perfectamente) y ha fingido, él si, tener dolor en el pecho. A diferencia de Diego Costa, para él no ha habido ningún tipo de amonestación. Normal, con lo corpulento y contundente que es, el señor Pepe no se cae por cualquier cosa. Y la traca final, cuando el Madrid ya se había adelantado con el gol de Cristiano, Fernández Borbalán ha visto una entrada estremecedora de Michu sobre Khedira que, según él debía significar la roja directa pero que, en realidad el jugador del Rayo había tocado limpiamente el balón. El árbitro lo ha mandado a la ducha antes de hora para dar más facilidades a los blancos, que en esos instantes finales de partido se veían completamente superados por los locales.  De nuevo y como siempre, lamentable. El Barça ya puede ir olvidándose de la Liga, así es imposible ganarla.



Pero lo de hoy ya no ha sido sólo cosa de los árbitros. El que hayavisto el partido será consciente de la cantidad de ocasiones falladas por los locales, algunas de ellas clamorosas, como la del último minuto en la que ni a puerta vacía han sido capaces de marcar. Esa ha sido la más clara, pero el Rayo ha tenido muchísimas más. Pero lo más reclamable ha sido la actitud del entrenador del Rayo, José Ramón Sandoval, que al darse la mano con José Mourinho ha reído sospechosamente a carcajada limpia, después de que el luso le comentara algo sobre el cuarto árbitro, con el que resulta que, para variar, el míster merengue no estaba muy contento. Y eso que a Sandoval le han robado a mano armada.

Curioso que, viendo como le han robado el partido, Sandoval se dedicara a reír las gracias al portugués, y más después de escucharlo en sus declaraciones se ayer por la tarde, cuando aseguraba que "si se hacen bien las cosas pero no se gana, se te queda cara de tonto". Pues esa es la que se le ha quedado a toda la gradería y a todos los seguidores al fútbol que han presenciado el partido de esta tarde.


Deja tu Comentario