2013-07-04 12:07 FC Barcelona Por: Administrador

Sandro Rosell, relacionado con un presunto fraude



Según la información del Diario de Mallorca,  Sandro Rosell declaró en el juzgado de instrucción número 1 de Bisbal d´Empordà la semana pasada como testigo en su condición de beneficiario de una presunta estafa cometida por su socio Manuel Guillén en la operación de adquisición de una masía en Corçà (Girona) en 2009 por un precio cuatro veces inferior al tasado. La denuncia interpuesta por la propiedad (Tompli SL) hace constar que Guillén "fue contratado como asesor financiero por la inquilina para refinanciar la hipoteca, porque tuvo un problema de liquidez y dejó de pagar varias cuotas a Catalunya Caixa", según explica el diario Gol.  Guillén prometió "una salida airosa al préstamo"  y el pasado 25 de febrero suscribió un contrato de compraventa "fingiendo un falso propósito de cumplir con su parte" pero, según la denuncia interpuesta, pretendía "únicamente hacer suya la finca". Y compró la casa por 900.000 euros negociando con Catalunya Caixa a espaldas de la propiedad, registrando como venta lo que tenían que ser las primeras cuotas de la refinanciación.

Poco después Rosell compró la casa por 900.000 euros, aunque estuviera tasada en cuatro millones, y a pesar de estar la viviendo sometida a proceso judicial, ha realizado reformas millonarias, según informa Diario de Mallorca. Ahora Tompli, la propietaria, intenta recuperar la masía o la diferencia de precio entre su valor y lo que se pagó por ella. En esa finca de 13 hectáreas se han producido varias reuniones de la junta directiva del FC Barcelona. Incluso se han firmado algunos contratos como el suscrito con MCM, curiosamente, la empresa que amenaza con denunciar a Rosell por incumplimiento de contrato por el tema de la publicidad en La Masía del Barça. Su presidente, Antonio García Valdecasas, ha dormido ahí, según informa el diario Gol.




Deja tu Comentario