2013-06-26 20:06 FC Barcelona Por: Administrador

Sara Carbonero vuelve a meter la pata hasta el fondo



Fede Peris

Sara Carbonero, que en esta Copa Confederaciones ha reducido su aportación como enviada especial de Mediaset y se limita a expresar sus opiniones en las previas y postpartidos, la volvió a liar tras el Uruguay-Tahiti. La popular periodista, que se supone que está en Brasil, además de para compañar a su novio futbolista, para informar a la audiencia de Mediaset de lo que allí acontece con un mínimo de rigor, se soltó el pelo sorprendiéndose de que Uruguay le metiera ocho goles a Tahiti y su estrella Cavani, el mismo que puede ser compañero de su novio en unas semanas, no participara en la goleada con un sólo gol. Así lo soltó:  "Uruguay ha metido ocho y sorprende que ninguno sea de Cavani. A mí por lo menos me sorprende".



La informadora desconocía que Cavani no podía marcar un sólo gol porque no se alineó en ese partido. La belleza no está reñida con la inteligencia, pero en el caso de Sara Carbonero la experiencia permite ponerlo en duda. Sus pifias empiezan a ser sonadas y lo de Cavani se suma a la metedura de pata tras el España-Portugal de la Eurocopa de Ucrania y Polonia, cuando tuvo en directo a Iniesta y le preguntó si no le hubiera gustado lanzar uno de los penaltis de España. Carbonero desconocía en ese momento que Iniesta lanzó el segundo. Esta vez ha desinformado a su audiencia con mentiras, dado que era imposible que Cavani participara en la fiesta goleadora de su equipo si su seleccionador no le ponía sobre el terreno de juego. No se puede informar a los demás si previamente uno no se toma la molestia de informarse debidamente. Y no fue el caso. Es evidente que la informadora no se preocupó de ver el partido sobre el que debía informar con posterioridad. Ni siquiera tuvo curiosidad por hacerse con la ficha técnica para confirmar lo que iba a decir sobre Cavani. Es muy guapa y es la novia de Casillas, todo eso está muy bien, pero a medida que avanza en su trayectoria profesional va confirmando unas limitaciones que empiezan a ser preocupantes.

El ya mítico #GraciasSara, en donde se recogen y comentan sus pifias, ha vuelto con fuerza a las redes sociales. Lo peor es que ninguno de los compañeros allí presentes la corrigió y sólo minutos más tarde Manu Carreño dijo: "la noticia sería que hubiera marcado sin jugar".

 
//

Deja tu Comentario