2015-02-20 17:02 FC Barcelona Por: Administrador

Scholes rinde homenaje a Leo Messi



UN PENALTI NO SEÑALADO

Fue un momento que nunca olvidaré. Pasó por mi lado, puse la pierna y Lionel Messi cayó. Fue en Old Trafford, en 2008, en las 'semis' vuelta de Champions contra el Barcelona, con un 1-0 en el marcador, y yo le había derribado en el área.



Cuando pienso en nuestro triunfo en ese partido, camino de nuestra segunda Champions en la 'era Sir Alex Ferguson', siempre recuerdo esa falta. Sí, marqué el único gol de la eliminatoria. Pero nunca olvidaré esos segundos en que el mejor futbolista del mundo hizo que le 'tumbara' y yo estaba esperando en que el mundo se hundiera.

Debía haberse pitado penalti, y un tanto en campo contrario les habría dado el pase a ellos. Pero por algún motivo el árbitro no pitó nada, el encuentro siguió e incluso Messi no protestó mucho. El alivio fue abrumador por unos instantes, y después volví a centrarme en el partido.

CUATRO VECES CONTRA MESSI



Al final, él salió con la suya. Me medí a Messi cuatro veces durante mi carrera en activo, en el cruce de Champions de 2008 y más tarde, como suplente, en als finales de 2009 y 2011, en las que el Barcelona nos batió cómodamente en ambos casos. Messi vuelve ahora a Manchester para medirse al Manchester City y siempre es un buen día poder ver a uno de los mejores futbolistas calzarse las botas.

MESSI NO HABLA EN EL CAMPO

Se han utilizado tantos superlativos para describir la trayectoria de Messi que te encuentras añadiendo simplemente más palabras al montonazo. Éstas son algunos de los pequeños detalles que aprendes jugando contra él propio Leo que quizá no se vean por televisión. Para empezar, nunca habla en el campo. Es más, creo que nunca le he escuchado articular palabra. Y en segundo lugar, no os podéis imaginar lo fuerte que es para ser un hombre bajito.

ESCURRIDIZO

No me da vergüenza admitir que en esos partidos contra el Barça pasé mucho tiempo simplemente deseando que actuara lo más lejos de mí posible.

Escurridizo, esa es la palabra que me viene a la mente cuando pienso en el estilo de juego de Messi. Piensas que le tienes controlado y zas, se ha ido, solo para reaparecer en otro punto del espacio, con el balón a los pies. Cuando intentas encararte con él y trabarle sabes que es eso lo que hará con el esférico. El problema es seguir con él.

SIN ALTIBAJOS

Él elude los altibajos del fútbol. Raramente le ves excediéndose en una celebración de gol y tampoco se hunde demasiado. Creo que es una virtud que compartimos. El juego cambia tan rápido y mentalmente has de ponerte en una posición que te permita lidiar con cualquier cosa que te echen a la cara.

SUBESTIMAMOS AL BARÇA

Las dos finales fueron diferentes, pensamos menos en ellos y más en qué podíamos hacer nosotros. Teníamos a Cristiano Ronaldo y Wayne Rooney para la de Roma y pensábamos que podíamos hacerles daño. Quizá les subestimamos.

Cuando te preparas para medirte al Barcelona, analizas sus puntos flacos habituales. Gerard Piqué anda algo falto de ritmo. Javier Mascherano no es realmente un central (su demarcación en 2011). Pero solo puedes explotar esas debilidades si tienes el balón. Tuvimos un 37% de posesión en la final de 2011 y estábamos acostumbrados a tener mucha más.

NADIE CONTROLA A MESSI

Nunca hubo un plan específico para lidiar con Messi, simplemente se encargaría de él quien estuviera más cerca suyo. Rio Ferdinand tuvo dos grandes actuaciones frente a Messi en 2008, peor nadie le mantiene bajo control siempre. Como finalizador hay poco jugadores tan compuestos como él. Cuando puedes marcar de tantas maneras, tienes todos los motivos del mundo para confiar en ti.

PRESIÓN

La gente dice que yo jugaba bajo presión, como un chico de Manchester militante en un United al que se le exigía ganar cada semana. Pero es no es nada comparado con la presión que tiene Messi, y también Cristiano. Si no marcan en un partido la gente quiere saber por qué. Y no solo los aficionados, sino también ex jugadores, lo que es impropio. 

EL MISTERIOSO MESSI

Messi es famoso donde los haya, pero en el fondo sabemos poco de él. Leo que es un hombre de familia, que le gusta pasear a sus perros, pero por lo demás todo es un misterio. Eso me gusta. Sobre todo en estos tiempos en que los pensamientos de la gente sobre cualquier tema están en Twitter o donde sea. Guárdate algo para ti mismo. Eso es una fuerza.

Tengo ganas de verle jugar en el Etihad Stadium y si el City quiere sacar algo (positivo) deberán concentrarse y centrarse como nunca y mirara de estar bien colocados durante los 90 minutos. A ese pequeño dorsal '10' le basta con unos segundos para llevarse a cometer una tontería. Y no siempre puedes fiarte de que árbitro no lo vea".


Deja tu Comentario