2017-02-23 22:02 Real Madrid Por: Administrador

¿Se abre un divorcio entre Zidane y el vestuario?



Carlos Muñiz

En las últimas horas se está imponiendo el runrún en el entorno del Real Madrid que sostiene que algo ha cambiado en la relación de Zidane y sus jugadores después de la derrota de Valencia. Zidane no contaba con este traspiés y esperaba que el final de LaLiga se convirtiera en un paseo triunfal para el Real Madrid mientras él podría trabajar con sus hombres en preparar la hombrada de repetir triunfo en la Champions League.



Pero el tropiezo de Mestalla obligará al Real Madrid a un esfuerzo supremo para conseguir un título que lleva años resistiéndose a los intereses blancos. Por eso la rueda de prensa de Zidane en Valencia fue la más dura que se le recuerda como técnico blanco. Acusó a sus jugadores de falta de concentración y aceptó la falta de actitud de sus hombres como causa de la derrota. Estas palabras, como la de  "un mal control te mete en la mierda" o "en el fútbol la actitud es muy importante y los primeros diez minutos primeros no fue la correcta", no han sentado bien en el vestuario, en donde entienden que Zidane ha querido desviar responsabilidades hacia ellos.

La respuesta de Sergio Ramos a las palabras de Zidane dan pie a valorar que algo ha cambiado en la relación técnico-jugadores en el vestuario blanco: "Para mí no ha sido falta de actitud. No ha habido ni falta de concentración, ni de intensidad"m han sido las palabras del capitán, más predispuesto a mirar al futuro que a recrearse con el pasado: "Hay que pasar página y aprender de los errores".

La diferencia en el discurso del técnico y el de los jugadores pone en evidencia una falta de sintonía que debe resolverse en las próximas horas. Los jugadores no admiten que se dude de su compromiso con el club y el asunto debe solucionarse cuanto antes para dejar el tropiezo de Valencia en un accidente y no en el inicio de una crisis que, a estas alturas, podría resultar funesta.




Deja tu Comentario