2016-04-13 21:04 Opinión Por: Administrador

Se acaba la moda del Barça y asistimos a su fin de ciclo



Carlos Muñiz El estilo aburrido y cansino del Barça ha pasado de moda, se ha quedado anticuado y ya no se lleva. El Barça ha caído ante el Atlético en cuartos de final y queda fuera de los cuatro mejores equipos de Europa porque no se merece estar entre ellos. Ni el Barça como equipo ni Messi como líder que, una vez más, se ha borrado y ha desaparecido cuando más lo necesitaba su equipo. Nada que ver con la exhibición de ayer de Cristiano Ronaldo echando al equipo a la espalda. El Barça ha caído en el Calderón víctima de su propia medicina. Reclamando penalti, ese penalti al que ya se habían acostumbrado para ganar sus partidos y que esta vez no ha llegado. Tampoco ha habido expulsiones en el bando rival. Y ya se sabe, once contra once el Barça tiene muchos problemas para ganar. El Barça del tocar y tocar sin sentido ha recibido el justo castigo que merecía. Europa ya no está para este tipo de juego. Y España tampoco. Cuidado, que el triplete que ya veían en el bolsillo ha volado, pero ojo con el doblete. El Sevilla puede dar a los culés un susto de campeonato en la Copa. Y en la Liga, mucho cuidado. El Atlético y el Real Madrid vienen fuertes desde atrás. Y el resultado de hoy en el Calderón puede dejar mella en un Barça a la deriva que no sabe a dónde va ni a lo que juega. El árbitro les ha regalado hoy la continuidad de Iniesta en el campo después de interceptar un balón con la mano en el área. Ha vuelto a perdonar la expulsión de Suárez y también la de Neymar. Y sí, ha habido una mano de Godín dentro del área. Pero el Barcelona necesitaba vivir esta situación, saber lo que se siente cuando el árbitro se equivoca en su contra y saber lo que es sentirse perjudicado. El Barça ha dado mucha pena y ha demostrado en el Calderón que no merece estar entre los mejores. Messi, Neymar, Suárez... mucho nombre, mucho ruido y pocas nueces. Este equipo tiene pasado, poco presente y ningún futuro. El futuro tiene ahora color blanco. La Undécima tiene ahora color blanco mientras que el color blaugrana huele a fracaso. Lo de hoy ha sido el final de una época. La época del fútbol aburrido y sin sustancia. El fin de ciclo. Y ahora esperamos una sesión de Periscope de Gerard Piqué. Por favor.

Deja tu Comentario