2013-04-04 14:04 FC Barcelona Por: Administrador

¿Se atreverá la UEFA a castigar las trampas reincidentes del Madrid?



La UEFA sanciona la tarjetas amarillas provocadas. Tanto es así, que en noviembre de 2010 la propia UEFA no pasó por alto algo que llevaron a la práctica ayer los mismos protagonistas: Mourinho desde el banquillo y Sergio Ramos y Xabi Alonso sobre el terreno de juego. Mourinho ordenó a ambos que forzaran la tarjeta amarilla para descansar en el siguiente e intrascendente partido y así quedar limpios para futuros compromisos.  La UEFA entendió ese comportamiento como sancionable y castigó al técnico con 40.000 euros. Xabi Alonso y Sergio Ramos fueron castigados con 20.000 euros cada uno; Iker con 10.000 y Dudek con 5.000 euros. Al club se le impuso una sanción de 120.000 euros.

Total: 215.000 euros por conducta antideportiva. La situación ha vuelto a repetirse con los mismos protagonistas, que muestran así su reincidencia y su manera de reirse de la ley. ¿Se atreverá la UEFA con ellos aplicando el agravante de la reincidencia? Además, con ocasión de la farsa de Amsterdam, la UEFA castigó con un partido a Mourinho, contemplando que se ampliaría automáticamente a dos en el caso de que repitiese alguna conducta similar. Ahí lo tienen. ¿Van a hacer algo?



Lo más repugnante de un caso tan evidente son las justificaciones de Mourinho echando mano de la mentira y la hipocresía, algo habitual en él:  "las amarillas son bajas importantes para Turquía aunque esto me permite que tanto Xabi como Ramos jueguen el sábado cuando no iban a jugar. Pero me complica los planes: cuando he visto la amarilla para Xabi pensé en el partido de Estambul y después con Ramos se me ha caído lo que pensaba". ¿Intentará hacernos creer que las tarjetas a Ramos y Alonso han sido obra del Espíritu Santo? ¿Se puede ser más cínico?

 


Deja tu Comentario