2014-05-05 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

Se confirma el "fin de ciclo" de Mourinho



Joan Tubau

José Mourinho ha disputado 17 competiciones en los últimos cuatro años (tres con el Real Madrid y uno con el Chelsea). En ese tiempo ha conseguido tres títulos (0,75 al año), un balance que confirma que a estas alturas de su carrera ya no engaña a nadie con sus juegos de magia y mala educación. Como en Italia y en España, sigue echándole la culpa a los árbitros, a UNICEF, al calendario y a lo que haga falta. Va por la vida de "SpecialOne" y no es más que un vulgar entrenador, como otro cualquiera. Dijo en su momento que él nunca entrenaría al Málaga, pero ha conseguido que tanto el Real Madrid como el Chelsea sean como el Málaga en cuanto a cosecha de títulos, lo que aún tiene más delito si tenemos en cuenta el dineral en jugadores que tanto Florentino Pérez como Roman Abramovich han invertido para hacerle feliz.



El pasado año se despidió del Real Madrid en blanco: ni Liga, ni Copa ni Champions League. Este año, en el Chelsea, más de los mismo: ni Supercopa de Europa, ni Capital One, ni FA Cup, ni Champions Lezague ni Premier League. Nada. Algo que es muy grave en un técnico que lo basa todo en el resultadismo: el fin justifica los medios. El fin es ganar títulos. Los médios, practicar un fútbol aborrecible. Sus medios han pasado de moda y el fin ya sólo es un sueño para este técnico que se ha acostumbrado como pocos a conjugar el verbo perder.

Los medios palmeros de Pérez se han encargado de recordar en las últimas fechas lo mal que está Guardiola y su estilo. Guardiola cerrará el año con el título de la Bundesliga, la Supercopa de Europa (ganada casualmente al Chelsea de Mourinho), el Mundial de Clubs y aún puede ganar la Copa, de la que es finalista. Gloria bendita en comparación con la trayectoria nefasta de Mourinho este año.

Tres títulos en 17 competiciones disputadas en los últimos cuatro años le retratan como entrenador. Ya puede reirse de Rafa Benítez, que el pasado año ganó con el Chelsea la Europa League y este año con el Nápoles la Copa. Benítez no será un "Special One", pero va ganando. Es curioso que la prensa de Florentino Pérez no se haya cebado con el raquítico balance de Mourinho ni se atreva a hablar de él como de un fracasado, como ha hecho con Guardiola. Y no lo harán porque sus admiradores de la prensa madrileña son como él con la pluma, el micrñófono o la cámara. Es uno de los suyos. Y aunque siga perdiendo y fracasando de forma humillante, seguirá siendo el dedo que les indica el camino.




Deja tu Comentario