2012-09-20 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

Se confirma la persecución arbitral contra el Barça



A Tito Vilanova le cayeron dos partidos de suspensión en la segunda jornada de Liga "por protestar airadamente un lance del juego", según rezaba el acta del colegiado. Cuando se trata del entrenador del Barcelona, reclamar una falta al colegiado es prácticamente un delito penado con dos partidos, aunque según el Código Disciplinario se trate de una infracción leve.

Tito Vilanova confirmó después lo que todo el mundo pudo ver a través de la televisión: "Sólo le he comentado al linier que era falta a Busquets, pero no le he protestado al árbitro. A partir de ahora ya estoy avisado. No he protestado ni he dicho ninguna palabra fuera de tono al colegiado. Ya sabemos cuál es el baremo de este árbitro y los entrenadores ya estamos advertidos".



Pues bien, no ha hecho falta esperar mucho tiempo. Sólo dos jornadas más. A Mauricio Pochettino también le han caído dos partidos de suspensión de acuerdo al polémico artículo 120, pero no por reclamar una falta, sino por “dirigirse a mi cuarto árbitro en señal de disconformidad con una de mis decisiones, con los brazos en alto y diciéndole a viva voz: “esto es una puta vergüenza, repitiéndolo en varias ocasiones”. El acta del colegiado añadía respecto a la expulsión de Pochettino: "al finalizar el partido y en las inmediaciones de nuestro vestuario, salió a nuestro encuentro el entrenador del Espanyol pidiendo explicaciones por su expulsión. Todo ello gritando y diciendo: “a ver qué vas a poner en el acta”, intentando acceder a nuestro vestuario, sin conseguirlo”.

Decía Tito Vilanova: "ya sabemos cuál es el baremo y los entrenadores estamos advertidos". Efectivamente, ya sabemos cuál es el baremo. La educación del entrenador del Barça, incluso para quejarse de un error arbitral, es equivalente y merecedor del mismo castigo que los malos modos que puedan emplear otros colegas suyos.
 
Da la sensación de que los ocho puntos de ventaja escuecen en la capital, en donde se maneja el tinglado del fútbol. Que la Liga se acabe en septiembre no es bueno para nadie. Y están en ello. Ese es el baremo: que no se escape el Barça.

Deja tu Comentario