2011-03-01 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

Se cumplen 30 años del secuestro de Quini



Hoy se cumplen 30 años del secuestro de uno de los goleadores más importante de la historia blaugrana. 'El Brujo' había fichado por el FC Barcelona en junio de 1980 por la nada despreciable cantidad en la época de 82 millones de pesetas.

El secuestro del delantero azulgrana se producía tras el partido Barça-Hércules, encuentro en el que Quini, haciendo gala de su condición de goleador, había marcado dos goles. Después de ser entrevistado para la tele, pasó por casa para poner el video a grabar y salió camino al aeropuerto para recoger a su esposa e hijos. Nunca llegó.



Los secuestradores, representantes de un grupo autodenominado PRE, justifican el acto ya que según ellos "un equipo separatista no puede ganar la Liga". Llegan a pedir 350 millones de pesetas por la liberación del futbolista.

La moral de los compañeros de Quini se desmorona por completo. Bernd Schuster llega a decir: "no jugaré, además de piernas tengo corazón, sólo quiero que vuelva Quini". El Barcelona quiere suspender su encuentro ante el Atlético del día 8 de marzo pero la Federación se niega. La noticia estremeció a un Barcelona que acabaría ese curso sin el título de Liga, ya que fue incapaz de ganar un sólo encuentro en los 25 días que Quini estaría en un zulo de Zaragoza.

El calvario de Quini acaba el 25 de marzo de 1981. Los secuestradores cifran el rescate en 100 millones y que sean depositados en una cuenta de Ginebra, en Suiza. Se destapa el titular de la cuenta, un electricista de 26 años, y confiesa el lugar en el que tenían retenido al jugador. Los secuestradores fueron condenados a diez años de prisión y a una indemnización de cinco millones de pesetas (30.000 euros) al futbolista.



Quini renunció a esa indemnización, pero antes ganó el 'Pichichi' con 20 goles pese a estar 25 días durmiendo en un zulo. El FC Barcelona acabó ganando la copa del Rey ya con Quini en la final ante el Sporting y marcando dos goles del 3-1.







Deja tu Comentario