2013-03-06 18:03 Real Madrid Por: Administrador

¡Se ha cometido un crimen en Old Trafford!



Se trata de un joven de 18 años, que llamó a la Policía en el Condado de Nottinghamshire, cerca de Birmingham, justo en el momento en el que Nani fue expulsado por el árbitro. Una acción tan grave para él que creyó que era lo suficientemente flagrante como para inquirir en delito. 

La llamada al 999, el teléfono de emergencia en Inglaterra, por parte de este exhaltado hincha, no es ni mucho menos la única que reciben los servicios de seguridad británicos en este tipo de situaciones. De hecho, en más de una ocasión las autoridades se han mostrado preocupadas por la alta cantidad de avisos en tono de broma o por motivos absurdos que se reciben en relación a cosas como estas.



El aficionado terminó llamando después de nuevo a la Policía para pedir perdón por el primer aviso, alegando que le habían podido los nervios y la emoción del momento. Sin embargo, ya se plantean incluso sancionar a los que, como él, llegan al extremo de considerar un error arbitral como un motivo de denuncia.


Deja tu Comentario