2012-03-20 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

Se hunde Xabi Alonso y con él todo el Madrid



“Me espera una larga noche sin dormir”, escribió Xabi en su cuenta de Twitter, el lunes de madrugada. Sonó a frustración. Se había pasado buena parte del partido del Málaga persiguiendo a Cazorla, Isco o Joaquín. Había intentado unir líneas mientras los atacantes se alejaban o, peor aún, meter pases interiores para conectar con otros campañeros.

El centrocampista vasco está agotado y de esta situación se resiente el juego del Madrid. No tiene recambio y si el se hunde, el Madrid, también.



Xabi Alonso, de 30 años, vive una temporada al límite de su capacidad mental y física. Sus minutos de competición tienen una carga incomparable de tensión. Es quien debe proteger a la defensa, el principal canalizador del ataque y el responsable de intermediar ante el árbitro, lo que hace discutiendo con vehemencia las decisiones que toma contra el equipo.

En el plano atlético, su misión entraña una demanda singular, pues debe caminar toda la cancha. También se le exige un grado único de precisión. El funcionamiento del conjunto depende de su criterio porque es el elegido para dar el pase más importante de cada jugada: el primero.


Deja tu Comentario