2015-01-25 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

Es el "puto amo": Cristiano Ronaldo, 9 - Messi, 0



Fede Peris

En la obsesiva pugna que Cristiano Ronaldo se propone mantener con Leo Messi por la supremacía en el fútbol, hay un apartado en el que domina ampliamente las estadísiticas: las expulsiones. Mientras Leo Messi no sabe lo que es una expulsión a lo largo de su carrera de diez temporadas en el primer equipo del Barcelona, Cristiano Ronaldo ya acumula, con la de ayer en Córdoba, nada menos que nueve. Cuatro con el Manchester United y cinco con el Real Madrid. Sale prácticamente a expulsión por año, lo que dice muy poco en favor de alguien a quien el marketing ha encumbrado hasta lo más alto del Balón de Oro. 



Además, "sólo" le han expulsado nueve veces porque ha disfrutado de la condescendencia arbitral que suele acompañar al Real Madrid. Aún se recuerdan lances recientes, como los tres puñetazos propinados a Godín en la misma jugada que no merecieron ni la tarjeta amarilla.

En España Cristiano Ronaldo vio la primera tarjeta roja por acumulación de amarillas ante el Almería en el Bernabéu en su primera temporada. La segunda roja fue por un codazo al malaguista Mtilinga. La tercera se la ganó en la final de Copa de 2013 por una agresión a Gabi. La cuarta llegó la temporada pasada en San Mamés por un altercado con Iturraspe. Y la quinta ayer por su agresión a Edimar.  Estas cinco expulsiones sumadas a las cuatro que sufrió en el Manchester United perfilan el retrato de un jugador inestable y muy aficionado a tomarse la justicia por su mano.

Cristiano Ronaldo no prestigia con su comportamiento la conducta ejemplar que debería acompañar a quien ha sido designado como Balón de Oro. En eso, en expulsiones, no hay color. Cristiano Ronaldo es infinitamente mejor que Leo Messi. 



 

 


Deja tu Comentario