2014-10-11 16:10 Real Madrid Por: Administrador

Se inicia en el Barça la campaña de márketing "Messi, Balón de Oro"



Sergio Marco

La corte mediática de aduladores que envuelve y protege a Leo Messi de las agresiones del mundo exterior ha puesto en marcha su maquinaria para defender los pobres argumentos del jugador argentino en su condición de finalista y aspirante al Balón de Oro. Evidentemente, para colar a Leo Messi, que no ha ganado absolutamente nada esta temporada, ni a nivel individual ni colectivo, como merecedor del Balón de Oro es preciso restar méritos a quien más argumentos posee para adjudicárselo: Cristiano Ronaldo.



El pichichi y la Bota de Oro, el récord goleador en una edición de Champions League, la Copa, la Champions League y la Supercopa de Europa son demasiados ases en la mano como para temer la competencia de alguien que en ese tiempo no ha ganado absolutamente nada. Por eso en Barcelona han recurrido al marketing para iniciar una campaña de desprestigio hacia Cristiano Ronaldo que circula paralelamente a un despeserado intento por cargar de contenido la candidatura de Leo Messi.

Se agarran a cualquier clavo ardiendo para justificar su aspiración de ver a Messi como ganador del Balón de Oro. Por ejemplo, desacreditando a Cristiano Ronaldo porque consigue muchos goles de penalti. Como si tuviera que pedir perdón por ello. Por ejemplo, acusando a Cristiano Ronaldo de violento por un par de acciones aisladas en las que ha respondido a agresiones recibidas. Y lo de siempre, que si es chulo, prepotente, etc. También entienden que cuando el Bernabéu pide el Balón de Oro para Cristiano eso está preparado. Lo mismo que cuando Ancelotti dice en rueda de prensa que este año no hay color.

Y, paralelamente, tratan de montar una pantomima ante la posibilidad de que Leo Messi pueda batir el récord de Zarra en el clásico del Bernabéu el próximo 25 de octubre. Y calientan al personal con que se debe parar el partido para oscurecer el estadio y colocarle un foco al protagonista mientras el Bernabéu, en un ejemplo de señorío, tiene que aplaudirle a rabiar aunque haya lanzado un balón contra ese público tiempo atrás en una clara demostración de su concepto de fair play. El objetivo es darle bombo a este asunto para que tenga repercusión internacional y recuerde al mundo que Leo Messi ha batido el récord histórico de goles de la Liga española. Lo que nunca dirán es que ese récord será de Messi y no de Cristiano Ronaldo porque le lleva cuatro temporadas de ventaja.



Les gusta acusar a Cristiano Ronaldo de recurrir al marketing para convertirse en legendario. Lo de Messi es más que marketing, es un lavado de imagen en toda regla que no tiene más futuro que el del fracaso.


Deja tu Comentario