2015-01-12 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Se recrudecen las acusaciones contra Qatar, el patrocinador del Barça



Fede Peris

El gobierno del emirato de Qatar ha sido acusado en las últimas semanas de financiar el Estado Islámico y la rama de Al-Qaida en Yemen. Las acusaciones que vinculan al gobierno de Qatar con el terrorismo islamista han llegado tanto desde medios oficiales del gobierno de Estados Unidos, como desde el gobierno alemán como de organizaciones como Amnistía Internacional o Human Right Watch.  Y en medio de todo esto está el Barça, luciendo Qatar Airways en su camiseta.



Cobra fuerza de que la financianción del terrorismo islamista procede de Qatar, lo que ha provocado indignación en Francia, en donde pudo leerse una pancarta expuesta en la gradería de un campo de fútbol francés en la última jornada de Liga: "Qatar financia al PSG y al terrorismo". Tampoco en el PSG están tranquillos. Allí mucho menos, dado que la financiación de dicho club procede de forma mayoritaria de capital qatarí, pese a que el presidenter del club parisino se dejara ver en la manifestación contraria a la violencia y el terrorismo.

Esta escena bien podría reproducirse en cualquier estadio español que visite el Barça. Existe preocupación por el tema en el FC Barcelona. Qatar abona puntualmente casi 35 millones de euros anuales al FC Barcelona por su patrocinio, pero en el seno de la directiva se contempla que el coste a nivel de imagen es muy superior al beneficio del ingreso. El tema de la sponsorización será tratado en breve y no se descarta que Qatar y el Barça se desvinculen y cada uno siga su camino por su lado.

Tampoco la FIFA queda al margen del problema. La concesión a Qatar de la organización del Mundial 2022 bajo la sospecha de un soborno masivo a quienes debían votar la elección deja en el aire dicho torneo pese a que las obras de los estadios están muy avanzadas. No está el horno para bollos y las alianzas con Qatar a día de hoy debilitan más que fortalecen. El próximo presidente del Barça tiene un reto urgente: conseguir un sponsor que aporte como mínimo lo mismo que el gobierno qatarí.




Deja tu Comentario