2016-03-25 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

El secreto que Johan Cruyff se llevó a la tumba



Los problemas que se le plantearon a Zinedine Zidane la temporada pasada para ejercer como entrenador no son nuevos en el fútbol español. Sin ir más lejos, Johan Cruyff entrenó en España sin tener la titulación necesaria para ejercer el cargo. Es el secreto que Johan Cruyff se ha llevado a la tumba mientras en las horas posteriores a su fallecimiento el mundo entero le reconoce como el padre del fútbol moderno, el innovador o el filósofo del fútbol que ha cambiado el concepto de este deporte... Y todo eso sin título de entrenador.

"¿Qué me van a enseñar a mí?"

Johan Cruyff no participó en ningún curso de formación de entrenadores. Se negó a hacerlo. “¿Qué me va a enseñar un profesor sobre técnica? Siempre me negué a hacer el curso. Por eso me inventé el cargo de director técnico, para dirigir sin carnet”. Y como director deportivo empezó a ejercer en 1985 en el Ajax. Para ser entrenador en Holanda era necesario haber superado cuatro cursos. Como Cruyff no lo hizo, fue Bruins Slot, su ayudante, quien puso el carnet mientras él ejercía el cargo de entrenador. Cuando llegó a España en la temporada 1988-89, el Comité de Entrenadores denunció la situación de Johan Cruyff y de Radomir Antic, en idénticas condiciones. Ninguno de los dos cumplían los requisitos del artículo 11 del Reglamento que les negaba el ejercicio de su oficio en España si antes no habían dirigido a un equipo de primer nivel durante tres años. Cruyff no era entrenador y dirigió al Ajax sólo durante dos años y medio. Cruyff no pudo sentarse en el banquillo en la primera jornada de Liga que dirigió al Barcelona en 1988. Y Ángel Villar consiguió desencallar el tema saltándose al Comité de Entrenadores y a través de una votación en la Federación que concedió la licencia a Cruyff y Antic con 14 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención.

Maestro de decenas de entrenadores

La medida levantó polémica entre los entrenadores españoles. Nueve de ellos, entre ellos Javier Clemente, no se sentaron en el banquillo en la siguiente jornada como señal de protesta. Pero el tema acabó olvidándose y en las ocho temporadas posteriores en las que Cruyff ejerció el cargo de entrenador del Barça a nadie se le ocurrió cuestionar su capacidad para ejercer esa profesión. Tan mal no debió hacerlo cuando de entre los jugadores que pasaron por sus manos ha salido un numeroso puñado de técnicos de reconocido prestigio en el fútbol, todos ellos reconociendo que Cruyff les marcó y mostrando su orgullo por haber sido receptores del magisterio del técnico holandés. Entre ellos están: Van Basten, Rijkaard, Stoichkov, Koeman, Valverde, Lopetegui, Milla, Celades, Abelardo, Unzué, Óscar García, Bakero, Sergi, Ferrer, Carreras, Roura, Soler, Alfaro, Onésimo, Luis Enrique o Guardiola.

Deja tu Comentario