2017-01-13 08:01 FC Barcelona Por: Administrador

Sergio Ramos tiene envidia de Dani Alves y Rakitic



Hace ya más de diez años que Sergio Ramos cambió el Sevilla por el Real Madrid. El central de Camas, al que el club blanco vio como un refuerzo ideal para la zaga, se ha asentado en el club merengue, hasta convertirse en su capitán. Sin embargo, dentro del club merengue, el andaluz ha experimentado los auténticos valores del club blanco, y esto se ha notado en su relación con su antigua afición, que no le soporta. En este sentido, tras su última visita al Sánchez Pizjuán al defensa le ha quedado una sensación de envidia respecto a dos jugadores que cambiaron el club hispalense por el Barça. Dani Alves e Ivan Rakitic fueron los dos ejemplos que un Ramos desesperado puso para quejarse del mal recibimiento de su antigua afición: "Me gustaría que me recibieran de otra manera, pero sé que no va a ser así. A jugadores como Dani Alves o Rakitic se les recibe como a dioses", dijo el merengue tras el encuentro copero en octavos de final. Tanto el lateral brasileño, ahora en la Juventus, como el croata, han sabido mantener su relación cordial y afectiva con el club que dio todo por ellos, algo que no ha hecho Ramos. De ahí la diferencia.

La versión de Ramos tras encararse con la afición sevillista

Tras marcar anoche en el Pizjuán, el merengue se encaró con la afición nervionense, que todavía le perdió más el respeto: "No he insultado ni he faltado el respeto a nadie", se intentó defender el defensa, que añadió que "esta siempre va a ser mi casa, por mucho que algunos no lo entiendan, me piten y se acuerden e insulten a mi madre". Sin embargo, no parece que este sentimiento que Ramos dice profesar sea mutuo. En el Pizjuán han tenido que tragar ya varios robos a favor del Real Madrid, y no ayuda que uno de sus ex jugadores más talentosos sea un abanderado de ello.

Deja tu Comentario