2017-02-08 07:02 FC Barcelona Por: Administrador

Sergio Ramos fue tema de conversación en el vestuario



En Madrid ha dolido el pase del Barça a la final de la Copa del Rey. Ya no tanto por la afición del Atlético, que ya estaba mentalizada de que lograr la hazaña en el Camp Nou era casi una quimera, sino por la del Real Madrid, que desde el momento del emparejamiento sabía que colchoneros o culés serían los campeones de una competición de la que quedaron eliminados haciendo el ridículo. Tanto, que Sergio Ramos reaccionó con una pataleta antes del pitido inicial del árbitro. El capitán del Real Madrid subió a Instagram antes de empezar el encuentro una foto en la que aparece junto a la copa de la Champions, acompañada del siguiente mensaje: "Ganas de fútbol". Un menosprecio hacia una competición que hasta hace bien poco parecía muy importante por los merengues.

El numerito de Ramos provoca carcajadas en el vestuario

Es por eso que tras el numerito de Ramos, que ha mostrado sus complejos ante otra temporada que aspira a ser blaugrana, el vestuario del Barça le dedicó algunos minutos al tema. En la zona más íntima del Camp Nou, sobre todo después de la clasificación del equipo, se pudieron oír consignas como que el merengue "vive de recuerdos" o que está "acomplejado por ver la Copa desde la tele". Y lo cierto es que no les falta razón a los jugadores culés, que tienen claro que el capitán madridista siente una profunda envidia y frustración tras no poder aspirar al triplete. La triple corona se ha convertido en la obsesión merengue después de que el Barça lo haya logrado ya dos veces. Año tras año, los blancos lo intentan, pero parece que todavía no tienen claro que esta hazaña está sólo reservada para los mejores. Un año más, los jugadores madridistas deberán ver la final de Copa desde el televisor.

Deja tu Comentario