2013-09-03 21:09 FC Barcelona Por: Administrador

Sergio Ramos le da un toque de atención a Florentino



"Si yo decidiera en el Real Madrid, sería de los últimos jugadores que se irían. Pero él lo ha decidido y el club también", ha dicho Sergio Ramos. Pero está claro que él no decide, porque ni su opinión, ni la de la gran mayoría de aficionados del Real Madrid, ha sido tenida en cuenta por Florentino Pérez, obsesionado por renovar sus cromos y por ofrecer ilusión a su gente, aunque sea a costa de debilitar su plantilla fichando a un jugador que no mejora el nivel del traspasado Özil.

Ramos estaba muy unido a Mesut Özil, a quien le llamaba "brother", y ha lamentado, como todo el vestuario y la gran mayoría de la afición blanca, el desmedido interés de Florentino Pérez por mostrar al mundo su soberbia pagando cifras que no paga nadie por jugadores de nivel B. Para los jugadores blancos, Bale no mejora el nivel que Özil ha mostrado en los tres últimos años. Se abre, pues, un nuevo incendio en el vestuario blanco, con Casillas en el punto de mira de todos por su suplencia como castigo a los hechos que protagonizó la temporada pasada.



Se ha ido Mourinho, pero el vestuario del Real Madrid sigue siendo un avispero.


Deja tu Comentario