2013-05-01 10:05 Real Madrid Por: Administrador

Sergio Ramos, orgulloso por morir de pie y del Bernabéu



No sin dejar de remarcar que lo visto sobre el césped fue lo mínimo que se merecía la gente después del fiasco del partido de ida, el sevillano se acordó de la debacle en Alemania nada más terminar el partido: "Cuando se pierde, que sea así. Si hubiésemos salido en Dortmund la mitad que hoy...", se quejó.

El ayer capitán blanco tuvo palabras de elogio para el madridismo: "Nos llevamos el cariño de la afición. Hemos estado muy cerca en la primera parte pero hemos perdonado". Y rtiene razón. Él más que nadie fue el fiel reflejo de lo que se le pasaba por la cabeza al terminar el partido a un equipo que debió adelantarse en el electrónico en los primeros quince minutos, y que después desperdició una hora de partido.



Sin duda, el choque de ayer encumbra a Ramos como el líder natural, en lo que a capitanía y vestuario se refiere, después de Casillas, en los próximos años. Fue el único que se quedó más de lo normal tras el final, aplaudiendo, solo y compungido, impotente, a una grada que le dedicó un sonoro aplauso a él y a todo el equipo. Gracias, Sergio.


Deja tu Comentario