2015-01-23 17:01 Real Madrid Por: Administrador

Sergio Ramos quiere cobrar como Gareth Bale



Sergio Marco

Aunque Sergio Ramos tiene contrato en vigor hasta junio de 2017,  cuenta con la promesa formal de Florentino Pérez de revisar sus ingresos para adecuarlos al nivel que está mostrando como futbolista en los últimos tiempos.  En caso de no producirse un acuerdo, Ramos está dispuesto a esperar a la finalización de su contrato, aún perdiendo dinero, quedar libre e ingresar en otro club lo que habría dejado de percibir en el Real Madrid y que él considera justo.



Existe acuerdo en torno a la duración del nuevo contrato, que se prolongaría por dos temporadas más a partir de la finalización del actual hasta 2019, cuando el central de Camas ya tendría 33 años.  Sergio Ramos espera que el club atienda sus argumentos, valore lo que ha hecho por el equipo en los últimos tiempos y su cotización en el mercado internacional.

Ramos entiende que sólo puede estar por debajo de Cristiano Ronaldo en la escala salarial, porque no se considera inferior a ningún otro integrante de la plantilla. Por eso quiere cobrar tanto como el que más después del astro portugués. Y ese es Gareth Bale.

"Yo siempre he sido un jugador que me ha gustado marcar. Los jugadores que valen pasta también se reflejan por los goles". dijo Sergio Ramos poco después de recibir el Balón de Oro del Mundial de clubs disputado en Marrakech. Y añadió:  "Los jugadores que valen pasta son los que marcan goles". Sergio Ramos marca muchos, y decisivos, y él entiende que eso vale pasta. ¿Cuánta?



Ese es el problema. Mucha pasta. Sergio Ramos cobra 11,5 millones brutos por temporada, lo que en neto supon 5,5 millones. Por encima suyo están Cristiano Ronaldo (33,5 / 17), Gareth Bale (22,8 / 11), Benzema (16,6 / 8), James Rodríguez ( 12,4 / 6), Iker Casillas (12,4 / 6) y Toni Kroos (12, 4 / 6). A continuación llega Sergio Ramos en el escalafón salarial. 

Sus aspiraciones se traducen en que, al margen de Cristiano Ronaldo, que come aparte, Sergio Ramos quiere ser el segundo jugador mejor pagado de la plantilla como compensación a sus años en la defensa del madridismo. Es decir, que pide más del doble de lo que está percibierndo hasta ahora con la idea de situarse por encima de los 23 millones de euros brutos (12 netos). Ramos considera que su reclamación es justa porque se lo ha ganado sobre el césped. En los despachos del club buscan fórmulas alternativas que sin necesidad de llegar a la cifra que pide Ramos puedan contentarle. Y en este sentido se están estudiando salidas comerciales en forma de contratos publicitarios que el propio Real Madrid se encargaría de negociar para él.


Deja tu Comentario