2012-02-02 08:02 FC Barcelona Por: Administrador

Sergio Ramos tiene mucho morro



A Sergio Ramos le ha sentado fatal la segunda tarjeta que vio en el Camp Nou y que le significa un partido de suspensión. Y se queja. Porque lo suyo es quejarse. En el campo y fuera de él. Es lo que ha hecho toda su vida desde que es jugador del Real Madrid. Quejarse y no recibir la sanción que merece por hacerlo.

Sergio Ramos se hizo merecedor a por lo menos seis tarjetas amarillas en el transcurso del último FC Barcelona-Real Madrid disputado en el Camp Nou. Gracias a la generosidad del árbitro sólo vio dos. Sin embargo, Sergio Ramos ya debió abandonar el terreno de juego antes del descanso por su ya habitual comportamiento salvaje cuando tiene delante jugadores que visten de blaugrana. Sólo hay que mirar los antecedentes. Pero Sergio Ramos siguió en el campo repartiendo a diestro y siniestro ante la pasividad arbitral que le dejaba hacer. Finalmente, Teixeira no tuvo más remedio que enseñarle una amarilla ante tanta reiteración. Y se equivocó, porque precisamente en esa acción no la mereció. Y Sergio Ramos se queja de la gran injusticia cometida contra su persona. Se queja del árbitro y del Comité de Competición por no perdonarle y no tener en cuenta que es jugador del Real Madrid y que, por tanto, debería gozar de inmunidad.



Sergio Ramos saltó limpiamente a por un balón y el árbitro, equivocadamente, entendió que le había dado un codazo a un jugador blaugrana. Cierto. Tan cierto como que a Piqué le sucedió exactamente lo mismo en el Bernabéu y nadie salió llorando en twitter para protestar tamaña injusticia. Piqué saltó a por un balón dividido con Pepe de manera limpia, sin siquiera tocar al portugués, pero éste se tiró a suelo y empezó a revolcarse hasta que el árbitro, Muñiz Fernández, picó. Esa tarjeta a Piqué fue tan injusta como la de Sergio Ramos, pero parece que sólo se la han enseñado a él. No le vimos dirigirse al árbitro, como es tan habitual en él, para decirle que se equivocaba sancionando a Piqué.

Pero no acaba ahí la cosa. Se queja el jugador madridista de que el Comité de Competición no le perdonara el castigo siendo tan claras las imágenes del vídeo. ¿No fueron quizá suficientemente claras las imágenes del vídeo como para que el Comité interviniera con la agresión incívica y salvaje de Pepe a Messi? Olvida Sergio Ramos que el Comité de Competición falseó la competición de copa permitiendo la alineación en el partido de vuelta de un jugador que mereció una sanción ejemplar porque "las imágenes eran muy claras".

Ha dicho Sergio Ramos en su twitter: “Después de la decisión del comité, respeto que el árbitro se pueda equivocar, pero no entiendo que después de un video donde se ve claramente que la acción no es merecedora de tarjeta, se mantenga la sanción. Son cosas que solo pasan aquí. Qué le vamos hacer!!"



Tiene razón Sergio Ramos. "Son cosas que sólo pasan aquí". Sólo aquí se le pueden pitar a un equipo 9 penaltis a favor y cero en contra. Sólo aquí se puede permtir a un entrenador meterle el dedo en el ojo y que no pase nada. Sólo aquí se permite a un jugador pisar y patear a otro sin que nadie se digne a mover un dedo. Sólo aquí se pueden producir alineaciones indebidas sin que nadie ponga solución. Sólo aquí se permite y jalea la cultura de la protesta, la tangana y las agresiones que ha puesto de moda el Real Madrid.

Tiene razón Sergio Ramos. Estas cosas sólo suceden en su querida España.


Deja tu Comentario