2011-04-19 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

"Si no fuera por mí, estaríais a 20 puntos del Barça"



Nadie duda de que Cristiano Ronaldo es un excelente jugador, pero de igual manera que nadie le pone un pero al complicado carácter que tiene el luso. No es muy difícil darse cuenta que Cristiano es un tipo egoísta y con afán de protagonismo. Siempre quiere ser el centro de atención y mira antes sus interese personales que por el bien del equipo.

Sin ir más lejos, el sábado vimos el ‘mal rollo’ que existe en el vestuario blanco con una muestra evidente del carácter de Cristiano. A la conclusión del partido, Iker Casillas, capitán y buque insignia del equipo de Chamartín, le recriminó encima del césped del Bernabéu, que se fuera al vestuario sin antes aplaudir a su afición con el resto del equipo.  Entre los que enfilaron el camino del vestuario pese a los aspavientos de su capitán se encontraba el portugués, junto a sus 'inseparables' Pepe y Marcelo, además de Carvalho, Sergio Ramos y Adebayor.

Según nos cuenta elconfidencial.es, apenas 24 horas antes de la disputa del Racing-Real Madrid, CR7 llegó al vestuario afirmando que "si no fuera por mí estaríais ya a 20 puntos del Barça". La lógica indignación que despertaron sus palabras se vio reflejada, apenas un par de días después, en el mejor partido del Real Madrid en esta Liga, ganando en Santander por 1-3... y sin Ronaldo, lesionado. En el feudo racinguista los goles se celebraron en auténtica piña.

Y es que el vestuario blanco está harto del portugués, y no es la primera vez que se enfrenta con un peso pesado como es Iker Casillas. La primera fue con ocasión de las críticas vertidas en una tertulia por Sara Carbonero, pareja sentimental de Casillas, hacia la personalidad del portugués. Aquellas palabras provocaron un distanciamiento entre capitán y estrella en la que tuvo que mediar el club, propiciando una reunión entre ambos en la que se intentaron aproximar posturas en bien de la entidad


Deja tu Comentario