2013-10-29 19:10 Real Madrid Por: Administrador

Si no hubo castigo para Piqué, tampoco lo podía haber para Cristiano



Al término del clásico, Sergio Ramos dijo ante las cámaras de Canal+ Liga: "Al final hay cosas contra las que no se puede luchar. Hubo dos penaltis clarísimos a nuestro favor. Una mano de Adriano y el que le hacen a Cristiano en la segunda mitad. El árbitro ha sido determinante".  Marcelo y Jesé se expresaron en términos parecidos y hasta Ancelotti se quejó de que "el penalti lo ha visto todo el mundo menos el árbitro".Y luego están los supuestos insultos al árbitro por parte de Cristiano Ronaldo en el campo que recogieron las cámaras de varias cadenas de televisión, pero que no constituyen pruebas. Sólo son suposiciones de que "parece que ha dicho".

Ante esta situación, el Comité de Competición ha decidido archivar el caso. Ponerse a castigar las declaraciones de los protagonistas después del caos organizado por el árbitro supondría abrir la herida en un caso en el que no se les puede negar la razón a los protagonistas en sus quejas.



En este sentido existe el antecedente de Piqué en marzo de 2012, cuando el Comité le expedientó por manifestar públicamente que el colegiado Velasco Carballo había actuado contra él de forma premeditada y que por eso le expulsó. Incoado el expediente, se decidió no sancionar a Piqué por entender que no existía "animus injuriandi" en sus declaraciones. Este mismo año Fernando Navarro también habló de "robo" tras el Barça-Sevilla en el Camp Nou y no recibió castigo.

¿Por qué Piqué y Navarro se quedaron sin castigo y Cristiano sí debía ser sancionado? Se ha impuesto la cordura y la justicia. O todos moros, o todos cristianos.


Deja tu Comentario