2011-09-18 12:09 Real Madrid Por: Administrador

Sin abono, las sillas de ruedas no pasan al Bernabéu



De hecho, la Asociación del Defensor del Paciente ya le ha recriminado directamente al club blanco que las personas que presentan discapacidad física no tengan un acceso mínimamente adecuado para acceder a las instalaciones del Santiago Bernabéu, un campo catalogado por la UEFA como cinco estrellas pero que, a tenor de esta denuncia, todavía tiene que seguir mejorando para darle facilidades a aquellas personas que, por cuestiones físicas, no pueden acceder al estadio a través de los medios habituales.

El gran inconveniente que denuncia esta Asociación es que parece que el acceso al campo para la gente que va en silla de ruedas está solventado ya que, en un determinado punto del Bernabéu, sí suelen verse personas minusválidas en sus respectivas sillas. Sin embargo, esta es sólo una verdad a medias. Es más, en 2011 si una persona que acuda al Bernabéu en silla de ruedas quiere poder ver a los Mourinho, Cristiano, Casillas y compañía lo tiene que hacer siendo abonado del Real Madrid. En caso de no serlo, una silla de ruedas no tiene la opción de acceder al recinto merengue para poder ver un partido de su admirado equipo.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ya está al corriente de esta situación y tratará de ponerle solución a la mayor brevedad posible a pesar de que la empresa se presenta bastante complicada. La Asociación del Defensor del Paciente le ha exigido al club madridista que ponga a disposición de sus seguidores con discapacidad una parte del espacio con el que cuenta el Santiago Bernabéu. No en vano, el estadio merengue es uno de los más amplios del mundo y consideran que, en pleno siglo XXI, es una petición justa y nada descabellada.

Las sugerencias, sin embargo, no se han quedado únicamente en eso. De hecho, esta Asociación le ha comunicado a Florentino Pérez que esta exigencia no debe hacerla realidad por misericordia o por pena con los discapacitados, sino porque en la Constitución se exige un trato igual para todos. Por eso, aseguran que el Madrid no debe tomar esta declaración como un ruego o un acto de solidaridad sino como una exigencia que debe marcarse el mejor club de la historia del siglo XX.


Deja tu Comentario