2012-04-21 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

¿Sin Messi no son nadie?



Hasta diez futbolistas diferentes del FC Barcelona han marcado esta temporada como mínimo un gol al Real Madrid en los cinco clásicos disputados hasta el momento. Es decir, que la teoría de la messidependencia cae por su propio peso. Messi marca muchos goles porque tiene un don sobrenatural para lograrlos sin necesidad de la ayuda de los penaltis, creando fútbol, que es lo suyo. Otros necesitan la colaboración arbitral y su repertorio se limita a disparos desde fuera del área o a aprovechar pases de sus compañeros para empujar el balón al fondo de la red. Messi, en cambio, inventa en cada partido, porque de sus botas sólo sale arte del bueno. Y de su arte se benefician sus compañeros marcando.

Es normal que un futbolista tan excepcional marque muchos goles, pero eso no quiere decir que su valía se limite al número de goles que consigue. A Defensa Central le molesta que marque tantos goles porque, al margen de ser el mejor jugador del mundo de forma incontestable, también es, por mucho que les pese, el futbolista que más goles lleva marcados esta temporada, y con diferencia. La suerte para el Barcelona es que Messi no es egoista, le trae sin cuidado ser el pichihi o el Bota de Oro, algo que ya ha conseguido anteriormente. Lo que verdaderamente le interesa es triunfar haciendo grande a su equipo.Y con Guardiola ya lleva 13 títulos sobre 16. Cristiano Ronaldo, 1 de 8.



Y lo consigue. La prueba es que la famosa messidependencia ha servido este año al Barcelona para que diez de sus jugadores hayan visto puerta ante el Real Madrid en los cinco clásicos disputados hasta ahora. Se trata de Alves, Puyol, Abidal, Xavi, Iniesta, Cesc, Messi, Pedro, Villa y Alexis. Ante un dato tan contundente, seguramente no quedará más respuesta al antibarcelonismo que dudar de la valía de Messi porque son los otros y no él quienes los que marcan. Si marca mal, y si no marca peor.

El madridismo prefiere depender de los goles de Cristiano Ronaldo. Seguramente por eso el Madrid no ha ganado ni uno de los cinco partidos que ha disputado frente al Barcelona en la presente temporada. Es lo que tiene depender de un futbolista que se cree el mejor del mundo sin serlo.


Deja tu Comentario