2013-01-22 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

Siro López da una lección al madridismo envidioso



Recientemente citamos en esta página la desafortunada comparación que el ex ciclista y colaborador de Punto Pelota, Óscar Pereiro realizó entre Lance Armstrong y Leo Messi basada en el uso de la hormona del crecimiento. Siro López, nada sospechoso de su amor por Leo Messi y por el Barça, le puso anoche en su sitio dando así una lección a ese sector casposo del madridismo que, incapaz de asumir la inferioridad de su equipo y sus jugadores, opta por lanzar calumnias contra el mejor futbolista de la historia del fútbol vinculando su rendimiento al uso que en su momento hizo de la hormona del crecimiento.

Siro le dijo a Óscar Pereiro: "El único futbolista que conozcamos que ha tomado la hormona del crecimiento es Messi, que la utilizó de los 11 a los 15 años, cuando era niño. La tomó porque su hormona no funcionaba, no para sacar beneficio. A mi hijo le pasaba lo mismo. Los ciclistas la habéis utilizado para sacar beneficio, no es lo mismo. Armstrong ha reconocido usarla, ¿le ha sacado beneficio?" Es evidente que sí. Difícilmente puede achacarse a la hormona del crecimiento, a cuyo tratamiento se sometió Leo hasta los 15 años, su talento, su exquisita técnica en el disparo, su facilidad de regate, su capacidad para asistir a un compañero a 50 metros... La superioridad de Messi no se basa en la potencia física, sino en el talento y en el dominio de todas las facetas del juego. Para jugar como juega Messi no hay doping que valga, porque en él lo físico es sólo un complemento, no es lo fundamental. Hay que nacer con un don que sólo él posee.



Lo otro, lo de llamar "hormonado" a Leo Messi y querer creer que su rendimiento se basa en cuestiones extradeportivas, es simplemente negarse a aceptar la realidad. Es como lo del espejito mágico y Blancanieves. Cristiano Ronaldo es muy bueno, pero hay otro mejor. Simplemente es eso.

Por una vez Siro López se ha mostrado serio y riguroso en busca de la verdad por encima de intereses partidistas. Y hay que agradecérselo porque no es fácil defender a Messi en Madrid y en los foros más radicales del madridismo. En el fondo es buen chico.

 




Deja tu Comentario