2014-03-21 19:03 Real Madrid Por: Administrador

Siro López le gana el pleito al periodista Fernando Burgos



Carlos Muñiz

Los 45 días de multa que debe pagar Fernando Burgos suponen 450 euros o 22 días de arresto en caso de impago, al margen de los 300 euros de indemnización que se hacen constar en la sentencia.



Burgos habría amenazado a Siro con "quitarle la cabeza de los hombros" si éste volvía a mencionarle en el programa televisivo donde hace aparición de forma habitual. Después llegó el puñetazo y la lesión en el hombro.

Además, en la denuncia se añadía un dato escabroso, ya que se afirma que tras este incidente, el periodista acusado por Siro López de imparcialidad en el caso Mourinho-Casillas por ser amigo del capitán del Madrid (le señala como el hombre que recibía las supuestas filtraciones de Iker) también insultó a la mujer del primero, que fue a recoger unos objetos perdidos durante la pelea, diciendo: "Que sepas que Siro es un borracho y un putero y se follaba a todas las becarias de Telemadrid".

Todo sucedió en el marco de un torneo benéfico de pádel en el que ambos periodistas coincidieron. López hizo público el suceso en 'Punto Pelota' y después, Burgos se defendió en Onda Cero diciendo que había tenido que defenderse "de los ataques personales, mofas y burlas de un compañero de profesión". Ambos se cruzaron en una escalera y allí llegó la agresión, que dejó a Siro López con un ojo maltrecho. Recientemente el popular periodista ha aclarado que si ha llevado el tema adelante es para esclarecer los hechos y que quedara claro quién fue el agresor y quién el agredido.



El propio Siro López explicó que sus diferencias vienen de atrás, de encendidas polémicas que ambos han mantenido a través de las redes sociales. Uno, Fernando Burgos, defendiendo a su amigo Casillas. El otro, Siro López, jaleando a su amigo Mourinho. Lo cierto es que el portugués también ha creado escuela entre la clase periodística y en este caso la víctima ha sido Siro López, que  esa noche se presentó en Punto Pelota con un ojo fastidiado.

"Ha habido un contraste de opiniones. Nos hemos encontrado en unas escaleras, me sabe mal porque era un torneo benéfico y el sitio no era el adecuado. Además, nos habíamos visto en otro momento, pero ha aprovechado que nos hemos cruzado para vociferar y cuando hay contrastes de opiniones se escapan manos o dedos. Las formas de arreglar las cosas no es a palos". Era la versión de Siro López.

Al parecer Fernando Burgos le exigió a Siro López que dejara de mencionarle en el programa de Punto Pelota, y ante la negativa de éste llegaron a las manos. Siro había llamado "chivato" a Casillas y había denunciado a Fernando Burgos y a otro compañero de Sportyou como beneficiarios de las filtraciones del portero.

Siro lo explicó esa noche en Punto Pelota que "hubo un pequeño contraste de opiniones con alguno que se permite el lujo de decir que los que defendemos a Mourinho defendemos intereses bastardos y que cuando lo nombras...y te voy a nombrar otra vez. Yo es que si algo no soy es cobarde. A mi me gusta nombrar a la gente, para que nadie se lleve a engaño. A veces cuando generalizas mucho corres el riesgo de meter a mucha gente en el mismo saco. Y quiero aclarar eso de los 'intereses bastardos' porque algún compañero que me quiere aconsejar bien me dice '¿oye, por que nombras a Fernando Burgos y dijiste que a una de las personas a las que chivaba Iker Casillas es a él?'. Y yo a esos amigos les conteste que no era gratuito que yo nombrase a Fernando Burgos, porque se permitió el lujo a los que defendemos a Mourinho de llamarnos bastardos. Y yo me incluyo. Por no hablar de un Twitter que hace Fernando Burgos cuando digo que me gusta más la forma de ser de Sergio Ramos que la de Iker Casillas, porque me parece que es un tío que va más de frente. Y este señor se permitió otro lujo de ponerme a parir en un 'tuit'. Entonces yo lo nombré".

Y añadió: "hoy nos hemos encontrado en una escalera. Estaba la niña de Pipi Estrada, que se ha llevado una rabieta y se ha asustado. El sitio para aclarar las cosas no era ese. Además otras veces nos hemos visto en otro sitio donde por lo menos no había niños. Y no aprovechar que te cruzas en unas escaleras para empezar a vociferar y de vez en cuando en esas situaciones se escapa una mano o un dedo, el que me han metido en el ojo. Las formas de arreglarlo no es a palos, y las cosas se solucionan conversando pero hay algunos que no lo entienden así".



Deja tu Comentario