2013-01-10 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

¡Sorpresón! ¡Cinco partidos a Sergio Ramos!




El Comité de Competición le ha impuesto a Sergio Ramos un castigo de un partido de sanción por su doble tarjeta amarilla y cuatro por los insultos al colegiado Ayza Gámez en el transcurso del partido Real Madrid-Celta de Copa que se disputó ayer en el Bernabéu. En el acta, el árbitro explicaba que "Se dirigió a mi persona en los siguientes términos: "Eres un sinvergüenza", repitiéndome esta frase tres veces, y "llevas todo el puto día jodiéndonos", repitiendo esta misma frase dos veces. Posteriormente y cuando llegó a la altura de los banquillos se dirigió a un árbitro asistente en los siguientes términos: "Siempre igual, qué sinvergüenzas sois", repitiendo esta frase dos veces". Así reflejó el colegiado Ayza Gámez el impresentable comportamiento de Sergio Ramos durante el partido que ayer enfrentó al Real Madrid y el Celta.


El Real Madrid presentó alegaciones por la primera de las tarjetas, pero el Comité no ha atendido su petición. Según informa As, Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros, ha explicado a Radio Marca que Sergio Ramos le llamó para pedirle disculpas por su comportamiento con Ayza Gámez: “Me ha llamado arrepentido y me ha dicho que no era su intención faltar a los árbitros. Yo le he dicho que ha faltado al estamento arbitral y que debería haber hablado con los colegiados. Ahora ya está en manos de los Comités que son quienes tienen la potestad para sancionar”.



Ramos ya ha sido expulsado doce veces en Liga, es un jugador reincidente en este tipo de situaciones y no existen atenuantes que justifiquen su comportamiento antideportivo (lleva ya 15 expulsiones con el Real Madrid). Por eso el Juez Único ha decidido castigarle en virtud del artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF sobre "insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas", que contempla un abanico de sanciones que van de cuatro a doce partidos. El juez único ha optado por la sanción mínima.

Hay que recordar que Tito Vilanova fue castigado con dos encuentros en la segunda jornada, en Pamplona, por protestar una acción mal señalada por el árbitro: "ha habido falta sobre Busquets". Eso es lo que dijo Tito. Fue expulsado y dos partidos. Por tres más se le puede llamar "sinvergüenza" a un árbitro. Y cosas peores sin que haya sanción, que de eso, de insultar desde el banquillo sin recibir castigo, sabe mucho.

Ramos  cumplirá el castigo en Liga y Copa. No jugará ante Osasuna en Pamplona, ni los tres partidos ante el Valencia (uno de Liga y dos de Copa) ni luego en liga frente al Getafe.



En Madrid-barcelona.com nos felicitamos de que el Comité de Competición haya aplicado al jugador del Real Madrid el reglamento como si se tratara de cualquier otro futbolista. Dudábamos de que lo hiciera porque los antecedentes así lo confirmaban. De cualquier forma, se le ha impuesto la pena más leve (el reglamento contempla de 4 a 12 partidos) a un jugador reincididente y que debería ser ejemplo de deportividad aunque sólo fuera por su peso específico en la selección española.

Lo que queda al final para los niños que lo admiran es que cuando alguien no hace lo que uno desea que haga hay que rebelarse con insultos.


Deja tu Comentario