2013-12-07 00:12 FC Barcelona Por: Administrador

Susto y redención blaugrana en Cartagena (1-4)



Copa del Rey, campo de Segunda división B y la presión de venir de perder dos partidos consecutivos. La afición volcada contra los azulgrana y el equipo cartagenero salió al 200%. Todo hacia indicar que el Barça se encontraba en una trampa del calendario con más que perder que ganar.

Y el Cartagena jugó con ese miedo en el inicio del partido y consiguió adelantarse tras varias ocasiones. Fernando Rodríguez ganó la espalda de la defensa azulgrana y en el duelo contra Pinto le ganó la partida al palo largo, el guardameta azulgrana estuvo demasiado pasivo y no salió de su área pequeña. El 1-0 levantaba todas las alarmas y, sin embargo, ahí apareció el carácter ganador de este equipo.



Cesc tomó el mando y con un Pedro con chispa comenzaron a crear peligro en la meta de Linares. El canario dio un primer aviso cuando se plantó delante de portería completamente solo y en lugar de chutar decidió cederla a Alexis que venía por detrás y la ocasión acabó desaprovechada. El Barça cogió el balón y volvió a buscar la portería tras ese fallo.

Otra vez Cesc buscó a Pedro a la espalda de la defensa cartagenera y esta vez Pedro sí que fue un cuchillo y en el mano a mano ante Linares lo batió al palo largo. 1-1 y la sensación que el Barça volvía a ser reconocible. Dos minutos más tarde por la otra banda hacia lo propio Alexis Sánchez, atacaba al espacio y falló en un doble ocasión ante Linares, el conjunto de Martino comenzaba a chafar al Cartagena que ya no encontraba las contras con la facilidad de los primeros minutos.

Una bala se había guardado el conjunto azulgrana antes del descanso. Cesc aprovechando un centro medido de Adriano desde la derecha empaló el balón y lo mandó al fondo de las mallas sin que el guardameta local pudiese hacer mucho más que mirar como entraba. El Barça le había dado la vuelta al marcador antes del final de la primera mitad, la segunda mitad sería otro partido muy diferente.



Sergi Roberto y Song tomaron el mando azulgrana tras el descanso y el dominio de la posesión se convirtió en un monólogo azulgrana. Cesc creaba peligro cada vez que tocaba el balón y Pedro seguía mordiendo.

El canario aprovechó un pase al espacio precioso de Cesc desde mediocampo para servirle en bandeja a Alexis Sánchez el 3-1 pero el chileno falló clamorosamente en uno de sus típicos errores incomprensibles de cara a gol, sin embargo, Pedro dos minutos después haría subir al marcador el tercero con una verdadera obra de arte. Un pase preciso a un desmarque de ruptura de Pedro colocaba al canario delante de Linares que fintó con el cuerpo el chute y batió al meta con la finta para después simplemente arrastrar el balón para que traspasara la línea de gol. Gol muy parecido al de Ronario Nazario en la final de la UEFA que ganó con el Inter, una delicia.

Con el 1-3, Martino ya dio entrada a Dongou, que se estrenó en partido oficial, y Montoya para dar descanso a Alexis y Alba, señal de que el partido ya se había acabado. No lo entendió así Dongou, que aprovechó su día para marcar el 1-4.


Deja tu Comentario