2012-04-15 20:04 FC Barcelona Por: Administrador

Teixeira Vitienes vuelve a vestirse de blanco



Nunca debió señalar el penalti que ha abierto el marcador para el Levante. Sergio Busquets sale al cruce con los brazos pegados al cuerpo, algo que el reglamento establece como “involuntarias”. Pero no ha sido una jugada al azar. Teixeira Vitienes sabía muy bien lo que hacía y es que si señalaba el penalti era consciente de que detrás venía la cartulina amarilla, lo que significaba que Busquets se iba a perder el clásico, y así ha sido. Eso es lo que suele llamarse “matar dos pájaros de un tiro”.

Pero no ha sido el único ataque directo al Barcelona. Con el 1-0 en el marcador no ha señalado unas manos de Iborra dentro del área en lo que debió ser un penalti más que claro y por lo que el jugado debería haber visto la amarilla y por lo tanto no acabar el encuentro, ya que más tarde ha visto otra. Otro penalti, esta vez de Ballesteros a Iniesta tampoco ha sido señalado por el colegiado.



Más todavía. El penalti que ha sufrido Isaac Cuenca tampoco lo ha señalado. Ha sido su asistente el que se lo ha indicado. Si fuera por él nada de aplicar el reglamento. De hecho, ni siquiera le ha mostrado la amarilla merecida a Botelho por cometer la pena máxima. Parece que con todo a la “Caverna Mediática” se le acaban los argumentos.


Deja tu Comentario