2012-04-06 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Terry se deja hasta las costillas para jugar contra el Barça



En la temporada 2004-05 Barça y Chelsea se vieron las caras en los octavos de final de la Champions League. En aquella ocasión los de Frank Rijkaard ganaron en la ida 2-1 y en la vuelta perdieron 4-2. Este último resultado debería haver sido de 3-2 ya que Terry cometió una falta sobre Víctor Valdés que le impidió atajar el cuarto gol.

Pero suerte corrió años después en la final de la temporada 2007-08. Manchester y Chelsea llegaron a la final y a los penaltis. Terry asumió la responsabilidad de disparar el penalti que le hubiera dado su primera Copa de Europa, pero resbaló en uno de los errores más grandes de la historia del fútbol. Ya lo ven, para bien y para mal, Terry tiene para todos.



También estuvo en el "Iniestazo", por lo que ello, sumado a otras oportunidades que ha tenido para ganar la máxima competición continental hacen que el central se vea extra motivado para jugar estas semifinales históricas. A pesar de tener dos costillas rotas, el central quiere estar presente en el momento en que el equipo más le necesita, y es que el ataque del Barça es el más temible. "No creo que esto signifique que estoy descartado. Sencillamente, es una situación que hay que gestionar. La verdad es que cuando se trata de las costillas no hay nada que puedas hacer. No puedes recibir un masaje en la zona para sentirte mejor", ha explicado Terry, que quiere rebajar la preocupación sobre su estado, de cara a la afición y de cara a que el míster, Roberto Di Mateo, cuente con él: "Recibí un codazo en el partido de ida, y los médicos pensaron que me podía haber roto dos costillas. Yo dije que estaba bien, pero después, en la vuelta, comencé a sentirme peor y no podía respirar. Nunca me había sentido así", confesó sobre el golpe que recibió en el partido de ida ante el Benfica.


Deja tu Comentario