2011-04-05 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Thiago aparta definitivamente a Cesc del Barça



El "capricho Cesc" no lo pagará el Barça. Vía libre, pues, para que el Real Madrid se lance a por él. Había que decidir entre Thiago y Cesc. Uno de los dos vestido de blaugrana y el otro de blanco. Son incompatibles. O uno u otro. Y el Barça ha elegido y se ha quedado con Thiago Alcántara, más barato, más joven y con mayor proyección.

Su padre, Mazinho, avisó recientemente en un medio público de que el fichaje de Cesc frenaría la progresión de su hijo. Sonó a amenaza. La respuesta de Guardiola no se hizo esperar: le hizo jugar en Villarreal, en donde realizó un excelente partido sustituyendo a Xavi, y luego manifestó que él creía en Thiago aún más que su padre.



El club está cuidando con mimo la progresión de Thiago Alcántara. Recientemente firmó su contrato profesional para la próxima temporada, pero antes Guardiola lo devolvió al Barça B para que siga curtiéndose y ayudando al equipo de Luis Enrique a obtener la mejor clasificación de su historia. En el club saben que el chaval es un dechado de virtudes, pero hay que marcarle muy de cerca porque su desparpajo y atrevimiento, además de ser virtudes, son también defectos en su carácter. A Thiago todo le ha resultado sencillo y Guardiola quiere sumergirle en su cultura del trabajo y del esfuerzo. Y le espolea para que se gane su presencia en el primer equipo aún siendo consciente de que le sobran recursos técnicos para ser de pleno derecho uno más en la lista de privilegiados de Guardiola.

Con el espaldarazo a Thiago, el Madrid cambia su objetivo y ahora se volcará en el fichaje de Cesc, que finalmente no podrá ver cumplido su sueño de volver al Barça para reencontrarse con sus amigos de infancia y de la selección. En su contra ha pesado también su actitud decidiendo abandonar el Barça a los 17 años. Y es que en el fondo picaba pagar alrededor de 50 millones por un jugador que salió de las categorías inferiores del club.


Deja tu Comentario