2011-06-30 12:06 FC Barcelona Por: Administrador

Thiago deja al Madrid con un palmo de narices



En declaraciones al programa 'La Graderia' de Ona FM, dejó entrever un posible interés del Madrid por su contratación: "Siempre se dan muchas situaciones y cuando hay un jugador importante de estas características, hay clubs de España y de fuera. Lo que se habló con ellos son cosas privadas", manifestó.

La cláusula de rescisión pasa de 30 a 90 millones de euros, aunque el exjugador de Celta y Valencia cree que eso es lo de menos, pues Thiago "está encantadísimo con su renovación" y desea quedarse "toda su vida" en el Barcelona.



Padre e hijo se encontraron en las oficinas del club con el presidente del Barça, Sandro Rosell, el vicepresidente económico, Javier Faus y el secretario técnico del primer equipo, Andoni Zubizarreta.

Tras el acto de firma, Thiago posó para los medios gráficos con Zubizarreta frente al escudo del club, pero ha sido su padre el encargado de hablar con la prensa.

Mazinho ha asegurado que siempre tuvo claro que el Barça no utilizaría a su hijo como moneda de cambio en ninguna otra operación, ni siquiera la que aún debe cerrarse para traer al centrocampista del Arsenal Cesc Fàbregas.



"En ningún momento dudé sobre si Thiago se quedaba o no. El club siempre nos ha llamado, siempre nos ha dado esa tranquilidad, esa seguridad, y siempre ha querido acabar con toda esta historia", ha destacado.

Además, Mazinho ya ha adelantado que a su hijo no le preocupa lo más mínimo la posible llegada de Cesc, pues "son dos jugadores de perfiles diferentes" y, además, en la plantilla azulgrana hay sitio para ambos.

"La competitividad de Thiago es muy grande, lo ha demostrado ahora en la Sub-21. Es un chaval que no se arruga para nada, sabe lo que es el Barcelona y sabe buscar su espacio. Creo que no hay ningún problema con que Thiago se quede en una plantilla con jugadores importantes, como puede ser Cesc. Aquí siempre hay grandes jugadores y hay que pelear y trabajar para hacerse un hueco", ha concluido. EFE

 


Deja tu Comentario