2014-05-25 19:05 FC Barcelona Por: Administrador

Tiempo de prolongación: Hasta que el Madrid marque



Joan Tubau

El Real Madrid ha tocado el cielo esta temporada con el doblete. La Copa, conseguida venciendo al Barcelona en la final gracias a un gol en el que se produjo un claro fuera de juego de Di María. Y la Champions League, llorando, empatando en el tiempo de prolongación y aprovechándose del favor del árbitro, que decidió prolongar innecesaramente el partido durante cinco minutos, una cifra fuera de la costumbre en partidos de esta naturaleza. No ha sido Liga, Copa y Champions, como en la mejor versión del Barça, pero sí Copa y Champions aprovechando los favores arbitrales.



En el Atlético siguen escocidos por la decisión del árbitro de alargar el partido cinco minutos. Sobre el terreno de juego dio la sensación de que el árbitro, el holandés Kuipers, pretendía alargar el partido hasta que marcara el Madrid, como así fue. Es lo que tiene enfrentarse al Real Madrid en la final. Contra doce es más difícil ganar. Curiosamente, el colegiado pitó el final del partido cuando el Atlético iba a lanzar un saque de banda. Todo el tiempo que tenía para que empatara el Madrid se convirtió en prisas por acabar cuando el objetivo estaba cumplido.

Lo de siempre. El Cholo Simeone acabó el partido indignado. Ya aprenderá. Si tiene dudas, que pregunte en el Camp Nou. Ahí le explicarán cómo las gasta el Real Madrid cuando se fija un objetivo y lo tiene que conseguir caiga quien caiga y pese a quien pese. Por las buenas o por las malas. Por lo civil o por lo criminal. Con dedo en el ojo o sin él. Son así.




Deja tu Comentario