2014-04-26 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

Tito perdonó a Mourinho por su reacción irracional



Joan Tubau

Fue el 17 de agosto de 2011. Partido de vuelta de la Supercopa en el Camp Nou. Quedaban dos minutos para que finalizara el Barça-Real Madrid y el resultado le daba el título al equipo blanco. Entonces apareció Leo Messi, marcó el gol de la victoria del Barça que, a su vez, le daba el título que parecía perdido. El Real Madrid no encajó bien el "contratiempo", los jugadores blancos organizaron una tangana impresionante en el campo y en plena éxtasis de tensión, Jose Mourinho aprovechó el barullo organizado ante los banquillos para meterle su dedo índice en el ojo a Tito Vilanova.

Pero la agresión fisica no fue lo peor aquel día para Tito. En la rueda de prensa posterior, y ya en frío, Mourinho explicó así su agresión: "¿Tito? ¿Pito? No sé quién es", en un claro ejemplo de desconsideración hacia un rival que define perfectamente la personalidad del técnico portugués.

Pues bien, Jose Mourinho ya ha tenido la oportunidad de descubrir quién era tito Vilanova. Al margen de ser participe de la construcción del mejor equipo de la historia del fútbol, logró igualar esa gesta de la que el portugués está tan orgulloso, la Liga de los 100 puntos, y con su calidad humana y deportiva ha conseguido que el mundo entero le reconozca por su trabajo y no por sus escándalos, como es su caso.

Tito Vilanova perdonó a Jose Mourinho. No podía esperarse otra cosa de él. Y Mourinho, quizá avergonzado por su comportamiento, con el dedo y con su maliciosa lengua, mostró a partir de entonces una actitud más respetuosa hacia su colega. "El castigo que tendremos son las imágenes, que siempre nos perseguirán", dijo entonces Tito. La realidad es que a Tito no le han perseguido esas imágenes. La huella que ha dejado entre nosotros es otra bien diferente. No fue él quien metiò el dedo en el ojo y quien menospreció a un colega.

Mourinho puede estar tranquilo. Tito nos ha dejado y se ha ido habiéndole perdonado por su injustificable reacción.
 

 


Deja tu Comentario